Demasiadas expectativas sobre India

Publicado por el may 27, 2013

Compartir

indiamap2India suele ponerse al nivel de China cuando se habla de las grandes potencias que en breve van a liderar el mundo. Pero al margen de una inmensa población (1.200 millones de habitantes), no hay otras poderosas razones para contar a India entre las potencias de mayor peso estratégico en lo que queda de primera mitad de siglo. Las causas de la ‘débil’ proyección de poder indio en el mundo podrían resumirse en dos: política exterior sin planificación estratégica, con un proceso de toma de decisión muy individual, y preferencia por un perfil internacional bajo, ante el temor de que la noción de coloso emergente obligue a India a compromisos que no puede o no desea asumir. Así se expone en un revelador artículo publicado en el último número de ‘Foreign Policy’ (‘India’s Feeble Foreign Policy’), de Manjari Chatterjee Miller. Además, por supuesto, están las restricciones que impone la geografía.

SIN PLANIFICACION ESTRATEGICA. La falta de diseño estratégico, según esa especialista, está curiosamente relacionada con el prestigio y exclusividad del Indian Foreign Service, cuyos cuadros ocupan la mayoría de los principales puestos en la oficina del primer ministro, el Consejo Nacional de Seguridad y el Ministerio de Exteriores. Se trata de un cuerpo de altos profesionales que protagoniza un proceso de toma de decisiones individualizado, que se impone sobre el liderazgo político. “La falta de instrucciones de arriba a abajo significa que la planificación a largo plazo es virtualmente imposible”; existe “muy poco pensamiento colectivo sobre metas a largo plazo en política exterior, pues la mayor parte de la planificación estratégica que se hace en el Gobierno ocurre a nivel individual”. Esto podría relacionarse con la organización atomizada y de castas peculiar de la sociedad india.

SIN DESEO DE RESPONSABILIDAD. El poder indio muestra incomodidad con la etiqueta de ‘rising power’ y ve la insistencia sobre el ascenso del país como una “histeria fomentada por Occidente”, una “construcción occidental” que en definitiva es “una soga para que nos colguemos nosotros mismos”, según los interlocutores de Manjari Chatterjee Miller. “La cautela de Nueva Deli acerca de levantar expectativas está ligada al miedo de que una emergente India pueda tener que adquirir responsabilidades acordes con su poder”. India teme que se le exija que pague como gran potencia –contribuciones a programas internacionales, compromisos medioambientales– cuando la gran mayoría de su población lucha diariamente para acceder a los servicios más básicos.

CON LIMITACIONES GEOPOLITICAS. Pero más allá de las consideraciones del artículo citado, las condiciones geopolíticas de la India restringen su actuación global. India está ‘encerrada’ con Pakistán (y Bangladesh) en un subcontinente que tiene mucho de isla: las fronteras que limitan por tierra están formadas por enormes cordilleras, como el Himalaya, tras las que además hay espacios de escasa población, lo que acentúa el aislamiento. La natural obsesión con su vecino musulmán del noroeste –ambos países cuentan con bomba atómica– consume gran parte de la atención india, condicionando además las relaciones con China (aliado de Pakistán) y la visión sobre Afganistán (patio trasero de Pakistán). India tiene además la prioridad de asegurar su unidad nacional, todo un reto debido a la enorme variedad interna.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2013

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
mayo 2013
L M X J V S D
« abr   jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031