Un Tratado de Armas con agujeros

Publicado por el abr 4, 2013

Compartir

El Tratado sobre el Comercio de Armas aprobado el martes en la ONU, que combate el tráfico ilegal, no es para tirar cohetes. No se suman algunos de los mayores exportadores ni de los grandes importadores –entre ellos los que están en una carrera armamentística–; tampoco los principales sospechosos de comercio ilícito. Y para el alma pacifista, el tratado mismo es pecado: avala los “legítimos intereses” nacionales en la producción, compra y venta de armas convencionales, de tanques a misiles. Fuera del acuerdo quedan las armas nucleares, químicas y biológicas. Y por supuesto queda la zona gris de situaciones como el suministro de países ‘respetables’ a grupos rebeldes en situación de guerra civil, como la de Siria.

ArmsMarketLOS QUE NO FIRMAN. El tratado fue aprobado por 154 países. Tres votaron en contra: Siria, Corea del Norte e Irán, precisamente los que tienen embargos de suministros de armas y que están implicados en un comercio internacionalmente considerado ilícito. Se abstuvieron 23 países, entre ellos Rusia y China, que solos suponen el 30% de las exportaciones mundiales, y también India y Pakistán, que junto con China y Arabia Saudí (que no votó), suman alrededor de un tercio de las importaciones, de acuerdo con los datos del Instituto SIPRI. De los nueve estados con mayor presupuesto militar en el mundo, cuatro no apoyaron el documento. Tampoco Venezuela ni sus amigos del ALBA, a gusto en la penumbra mientras transfieren de tapadillo material de Rusia, Bielorrusia e Irán.

OTRAS IMPERFECCIONES. El tratado obliga a los países que lo ratificarán a componer un registro de armas que poseen, producen, venden o compran y les prohíbe hacer comercio si se estima que con ese armamento el destinario violará el derecho internacional humanitario. Pero no crea ninguna agencia para supervisar y multar en caso de incumplimiento. Además, en caso de controversia entre países, estos “podrán” someterse a un arbitraje, pero solo si hay común acuerdo. También se indica que operaciones que afecten a la “seguridad nacional” o a “información relevante desde un punto de vista comercial” no tienen por qué comunicarse a la ONU.

PERO ALGO SE AVANZA. Clave para el futuro del tratado es que sea aprobado por el Senado estadounidense. EEUU votó a favor en la sesión de esta semana en la ONU, pero ahora el documento tiene que ser ratificado nacionalmente. Hay senadores estadounidenses que rechazan el tratado, pero de momento se cuenta con que este tendrá los votos necesarios. Una vez creada la Conferencia de los Estados Partes, es posible que países que no apoyaron el acuerdo terminen sumándose. Siempre habrá estados que queden fuera, pero la mayor regulación internacional que ahora se introduce ayuda a arrojar algo de luz a un comercio muy opaco.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2013

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
abril 2013
L M X J V S D
« mar   may »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930