Garantías de EEUU a los vecinos de Corea del Norte

Publicado por el Apr 1, 2013

Compartir

Es inconcebible que Corea del Norte ataque abiertamente a Estados Unidos. Un misil contra alguna de sus bases en el Pacífico (en Corea del Sur, Japón y la isla de Guam, que es territorio estadounidense) o contra su propio suelo nacional (Alaska o incluso California si con el tiempo los norcoreanos avanzan en la tecnología que desarrolla) supondría una inmediata respuesta de Washington. También un ataque abierto contra alguno de los aliados de EEUU en la zona, singularmente Corea del Sur, conllevaría un contragolpe estadounidense. El líder norcoreano, Kim Jong-un, sabe que recibiría un fuerte castigo, que podría acabar con su liderazgo, si es que no termina con su vida.

MIEDO A ATAQUE ENCUBIERTO. El temor en la Casa Blanca y el Pentágono no es tanto el improbable lanzamiento de un misil, con o sin cabeza nuclear y de precisión cuestionable, como que Pyongyang lleve a cabo algún tipo de agresión que sea difícil de atribuirle. Hace tres años un torpedo contra una corbeta surcoreana provocó la muerte de 46 marineros. A pesar de que expertos de Seúl y Washington atribuyen la acción a Corea del Norte, la falta de pruebas impidió una represalia. Hace dos semanas hubo ciberataques contra bancos y televisiones de Corea del Sur. A EEUU le preocupa que los escalones declarativos ascendidos por Kim Jong-un en realidad estén disponiendo un orden de batalla para una agresión encubierta a la que sería complicado dar respuesta.

DEMOSTRACION PARA LOS ALIADOS. Aunque Kim Jong-un pueda ir de farol, EEUU está también elevando el tono de su reacción pública, sobre todo por sus aliados en el Pacífico Occidental, ya ansiosos ante el surgimiento de China y temerosos de que Washington les deje indefensos. El envío ayer de cazas F-22 para las maniobras militares que EEUU sostiene con Corea del Sur y el uso la semana pasada de bombarderos sigilosos B-2, que arrojaron falsas bombas cerca de la frontera con Corea del Norte (también hubo ‘bombardeos’ de B-52), es una señal estadounidense tanto para advertir a enemigos como para tranquilizar a amigos.

EEUU, CON EL PIE CAMBIADO. El juego que está haciendo Corea del Norte ha pillado con el pie cambiado a la Administración Obama, inmersa en un proceso de reducción de su arsenal de armas nucleares, básicamente en el marco de un pacto con Rusia. El anuncio del nuevo secretario de Defensa, Chuck Hagel, de sumar 14 interceptores de misiles a los ya 30 ya existentes en Alaska y California, en respuesta a la actitud de Pyongyang, supone un cambio de dirección. Lo advertía hace unos días un editorial de The Wall Street Journal’ y lo apuntaba ayer, en tono amargo, un grupo de expertos en ‘The Washington Post’.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2013

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
abril 2013
M T W T F S S
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930