La moda de las no-democracias

Publicado por el Feb 28, 2013

Compartir

Con la caída del Muro de Berlín, en el proclamado ‘fin de la historia‘, se produjo la coronación de la democracia (y libre mercado) como único sistema que acabarían adoptando todos los países. Pero ese imperativo democrático se ha visto mermado en lo que va de nuevo siglo. Las no-democracias ya no tienen que pedir perdón, ni se ven a si mismas como parias, sino que sacan pecho. Razones prácticas: el éxito económico de China, que hace que haya otras fórmulas de razonable progreso material a las que poder aspirar; la recuperación del peso específico de Rusia mediante la concentración de poder de Putin, que aporta lecciones de irredentismo a otros gobernantes; la efectividad de la ingeniería electoral de Chávez, que ofrece a líderes populistas los resortes adecuados para actuar bajo la apariencia del estado de derecho…

Los casos de China, Rusia y Venezuela son los que más espacio ocupan en ‘The Dictator‘s Learning Curve‘, de William J. Dobson. “Lo que ha cambiado es la naturaleza de la dictadura”, asegura este autor estadounidense. “Los dictadores y autoritarios de hoy (…) han aprendido y se han adaptado. Para decenas de regímenes autoritarios, el reto puesto por el avance de la democracia les ha llevado a experimentación, creatividad y astucia”. “Los dictadores de hoy entienden que en un mundo globalizado las formas más brutales de intimidación –arrestos masivos, escuadrones, violentas represiones– deben mejor ser reemplazadas por formas sutiles de coerción”. “Nos gusta creer que los regímenes autoritarios son un dinosaurio”, como el totalitarismo del siglo XX, argumenta Dobson, pero hoy el autoritarismo es ágil y ha adoptado en muchos casos la carcasa democrática, con constituciones que supuestamente garantizan la división de poderes y la celebración de elecciones.

Tras esta tesis de partida en su introducción, el libro da paso a amplios reportajes sobre el terreno, con testimonios directos de quienes en sus respectivos países combaten por los derechos civiles y la democracia. Probablemente la mayor aportación, aparte de servir de catalizador del fenómeno de la ‘normalidad‘ adquirida por las democracias ficticias o autoritarismos, es el espacio dedicado a ‘profesionalidad‘ de los movimientos juveniles que han venido retando a diferentes regímenes. Dobson presenta a los jóvenes que lideraron la revuelta de Belgrado contra Milosevic como los ideólogos de los métodos luego imitados en otros lugares: por las sesiones de trabajo de su Centre for Applied Non Violent Action and Strategies (Canvas) han pasado los impulsores de muchas revueltas. Algunos consejos: no dispersión de mensajes, ningún representante debe decir nada odioso contra nadie, necesidad de paciencia, crear lazos con la policía local para que pueda haber chivatazos de acciones de cuerpos policiales superiores, llevar siempre la iniciativa, crear dilemas al adversario

[‘The Dictator‘s Learning Curve. Inside the Global Battle for Democracy‘. William J. Dobson, Doubleday (Random House), New York 2012. 341 págs.]

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2013

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
febrero 2013
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728