Por qué no Papa de EEUU (salvo empeño del Espíritu Santo)

Publicado por el Feb 18, 2013

Compartir

¿Papa Dolan? “No os apostéis el dinero del almuerzo. Apostarlo por los Mets”. La respuesta del cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York y presidente de la Conferencia Episcopal de EEUU, dice mucho de su campechano estilo del mediooeste. Natural de Misuri, tiene una naturalidad y un gancho que diríanse idóneos para (re)evangelizar el mundo. Y sin embargo, por más que Dolan figure alto en las quinielas de ‘papables‘, muchos en Estados Unidos no ven posible que el primer Papa no europeo, si tal es el caso, vaya a ser de este país. ¿Puede un secretario general de la ONU ser estadounidense? La incompatibilidad, ciertamente, no es la misma, pero en esto también juega la geopolítica (solo que Dios ve el mundo con mayor perspectiva).

NO. “El buen sentido sugiere que la autoridad del Papa se vería afectada si se trata de alguien que proviene de la mayor potencia mundial”, afirma Stephen White, investigador del Ethics and Public Policy Center, en Washington. Según White, “a la Iglesia le costó siglos desvincularse del poder terrenal, como para ahora arriesgar que haya quien crea que cuando el Papa habla lo hace defendiendo los intereses de Estados Unidos. Sería un obstáculo para el Papado”. De todos modos, deja lógicamente la última palabra al Espíritu Santo. La idea la comparte Evelio Menjívar, sacerdote de la catedral de Washington, donde tiene su sede el cardenal Donald Wuerl, también incluido en las quinielas. Estima que “en muchas regiones del mundo este país se ve con recelo y quizás un Papa estadounidense no beneficiaría. Habría quien diría que Estados Unidos, que contribuye mucho económicamente al Vaticano, ha comprado el cargo o sobornado para lograrlo”. No obstante, advierte que deben primar las cualificaciones del candidato y que, “por supuesto”, es Dios quien decide.

SI. Alguna voz, en cambio, cree que el mundo está preparado para recibir un Papa procedente de la Iglesia Católica en EEUU. Scott Appleby, coeditor de ‘Catholics in the American Century‘, defiende la tesis en el ‘Washington Post‘ de que si bien en 2005 la mala imagen global creada por Bush impedía un Papa ‘gringo‘, ahora el ‘buenismo‘ internacional de Obama y el perfil más ortodoxo mostrado por la Iglesia en EEUU al enfrentarse con él en cuestiones morales, han cambiado las circunstancias.

SOLUCION. Para superar la disputa hay una solución. Si lo que conviene es alguien proveniente del desacomplejado catolicismo de Norteamérica, no hace falta un estadounidense: ahí está el canadiense Marc Ouellet.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2013

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
febrero 2013
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728