El voto hispano “democratiza” estados republicanos

Publicado por el oct 25, 2012

Compartir

El ‘Houston, tenemos un problema’ podría llegar a ser un día el grito desesperado del Partido Republicano. El día que el crecimiento del voto hispano en Texas, el gran granero de votos electorales para los republicanos (38), cambie el color político del estado -de ‘red state’ a ‘blue state’-, los demócratas tendrán muy fácil perpetuarse en la Casa Blanca. Texas, junto con California (55) y Nueva York (29), suman casi la mitad de los 270 votos electorales necesarios para ganar.

Pero sin la necesidad de un cambio de bando de Texas, el peso del voto hispano en estados como Nevada, Colorado, Arizona y Nuevo México está transformando radicalmente el mapa político estadounidense. Nuevo México (46,3% de población hispana), ya dio el vuelco varias elecciones atrás y en 2012 está firme en el bando demócrata. Colorado (20,7% de hispanos) fue arrebatado por Obama en 2008 a los republicanos, cuando allí no se votaba demócrata desde 1964 (entonces pesó le memoria de Kennedy), con la excepción de la victoria de Bill Clinton en 1992. Lo mismo Nevada (26,5%), donde las anomalías demócratas en los últimos cincuenta años fueron las dos victorias de Clinton. Colorado y Nevada están en estas elecciones entre los estados ‘swing’. En Arizona (29,6%) Obama no pudo ganar en 2008 y ahora también se le resiste, pero la evolución demográfica apunta hacia un futuro demócrata.

En los mapas de colores del voto presidencial, tras la franja azul-demócrata de los estados de la costa oeste, siempre considerados más liberales (California, Oregón y Washington), venía una gran área roja-republicana en el centro del país, con vuelta al azul en el noreste. Hoy los ‘rocky states’ antes mecionados, ubicados en las Montañas Rocosas o estribaciones, se encuentran en un proceso de mayor relación y simbiosis ideológica con el lejano oeste.

¿Está habiendo una ‘western-ización’ de esa parte de EEUU? Seth Masket, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Denver, cree que esa tendencia existe, aunque en el caso de Colorado la ve por ahora estabilizada. “La crisis ha hecho que vengan menos hispanos y que no lleguen tantos jóvenes profesionales de la costa oeste, que generalmente tienen una ideología más liberal”, constató en una reciente conversación mantenida en el marco del primer debate Obama-Romney allí celebrado. Cree, en todo caso, que Colorado quedará por tiempo como estado ‘swing’, “no va a volver a ser republicano como antes”.

Los republicanos tienen dos tablas de salvación. Una pasiva: esperar que los hispanos, que hoy votan mayoritariamente demócrata -el 69% apoya a Obama y el 21% a Romney, según el último estudio de Pew Hispanic Center (George W. Bush llegó al récord del 40%)- reflejen con el tiempo una mayor pluralidad en la media en que se inserten en la corriente social central de EEUU (como en Florida). La otra activa: cambiar algunas políticas y mensajes que hieren a los hispanos. Lo normal es que se den las dos casos.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2012

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
octubre 2012
L M X J V S D
« sep   nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031