Rojo o azul, en EEUU los colores políticos son distintos

Publicado por el May 31, 2012

Compartir

[‘Red/Blue States’: estados que tienden a votar al Partido Republicano (rojo) o al Partido Demócrata (azul)]

En una democracia bipartidista que viene de tan atrás, sorprende que la unanimidad en la asignación de colores al Partido Demócrata y al Partido Republicano date solo del año 2000, de las disputadas elecciones entre George W. Bush y Al Gore. La noche electoral de esas presidenciales todas las cadenas de televisión y los principales diarios adjudicaron el rojo a los republicanos y el azul a los demócratas en sus mapas de resultados. Y esa imagen -la foto de la voluntad popular en color- se repitió día tras día, hasta que el Tribunal Supremo decidió parar la revisión del voto en Florida y dar por triunfador a Bush. Desde entonces se habla de ‘red states’ y de ‘blue states’: estados que tienden a votar a un partido o al otro.

Esa atribución de colores contrasta con la tradición en gran parte del mundo de presentar a la izquierda casi siempre con el rojo y a la derecha frecuentemente con el azul. La explicación de la permuta puede radicar en que rojo y azul, como referentes de la bandera y las señas patrióticas, se han combinado siempre los dos en el márketing electoral tanto de demócratas como de republicanos. Además ni socialismo ni comunismo han tenido presencia notable en Estados Unidos, por lo que no existe cultura visual de la bandera roja ideológica.

Como muchas cosas en EEUU, el resultado final sedimentó exigido por el ‘show’: la tendencia de presentar los dos partidos con tonalidades distintas se extendió con la aparición de la televisión en color. Pero como los medios variaban de colores de unas elecciones a otras se creaba confusión entre la audiencia. La unanimidad se produjo, sin que las televisiones lo pactaran entre ellas, en 2000. El reparto ha sido asumido por los partidos. El Partido Republicano utiliza normalmente el rojo como color corporativo, mientras que el Partido Demócrata echa mano de la preponderancia del azul. Pero no se trata de algo oficial, como tampoco son oficiales el burro y el elefante que, respectivamente, les representan.

Además de los ‘red states’ y los ‘blue states’ se habla también de los ‘purple states’. Son los estados que basculan entre un partido y otro, así que se les adjudica el morado, combinación de rojo y azul (en realidad, cian y magenta). De todos modos, a la hora de pintarlos en el mapa suelen figurar con una paleta variada: en ocasiones en amarillo, para que contraste mejor; otras veces en azul flojo y en rojo suave para indicar que se inclinan moderadamente hacia un partido u otro. Tomadas las últimas cinco elecciones presidenciales, se puede hablar de 22 ‘red states’ (suman 198 votos electorales), 22 ‘blue states’ (257) y 7 ‘purple states’ (83).

A la hora de observar esos mapas electorales, hay que tener en cuenta dos cosas fundamentales. Una es que la cantidad de espacio que un color manche no habla necesariamente de la fortaleza de ese partido o candidato, pues estados que otorgan pocos votos electorales pueden ser muy extensos, y viceversa. La otra es que la denominación de ‘red state’ o ‘blue state’ no quiere decir que toda su población piense en una misma dirección ideológica.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2012

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
mayo 2012
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031