El riesgo de irse de Afganistán como de Irak, sin dejar bases

Publicado por el Mar 19, 2012

Compartir

El problema en Afganistán para Estados Unidos, en cuanto a estrategia para la zona, no es el grado de rapidez con que se repliegan sus tropas, sino el tipo de presencia que seguirán teniendo en ese país las tropas estadounidenses después de 2014. A EEUU le podría pasar como en Irak, donde el nacionalismo del primer ministro Al Maliki y la creciente hostilidad del resto de fuerzas iraquíes hacia Washington han impedido a Barack Obama retener alguna base en suelo iraquí, que sería útil para cualquier acción militar contra Irán o Siria. Qué contraste con los nutridos efectivos norteamericanos en Alemania, Japón y Corea del Sur desde que EEUU ocupó esos países.

KARZAI NO ERA MALIKI. Cuando las negociaciones con Bagdad llevadas a cabo por la Administración Obama  fracasaron hace unos meses y el último efectivo partió de Irak a final de diciembre sin dejar ningún soldado atrás (únicamente ha quedado el personal de seguridad de la embajada), el común comentario fue que algo así no sucedería con Afganistán. Se insistía en que el presidente afgano, Hamid Karzai, era alguien con mejores relaciones con los estadounidenses y además tendría menos problema para hacer aprobar por las demás fuerzas afganas un acuerdo que asegurara la presencia de EEUU al menos por otros diez años.

EL FIN DE UN ALIADO. Ultimos hechos protagonizados por tropas norteamericanas (difusión de un vídeo con marines oriando sobre cadáveres, quema de ejemplares del Corán en una base militar y masacre de 16 civiles a manos de un sargento) han alterado la situación. Karzai ha tenido palabras tan duras contra Washington que muchos juzgan ya imposible recomponer la confianza, al tiempo que va a ser difícil que los propios afganos desistan del tono incendiario que los últimos días han adoptado contra el “demonio”, como Karzai ha llamado a EEUU.

EMPAÑARÍA SEGUNDO MANDATO. Por cuestiones de calendario, electoralmente a Obama le afectan más las ventajas inmediatas del repliegue, apremiado por los estadounidenses en las encuestas, que la posible complicación futura de una retirada con prisas y caótica. Pero esta, de suceder, podría empañar seriamente un segundo mandato. La marcha de Irak sin dejar ninguna base ha sido calificada por muchos observadores como un claro fracaso de la presidencia de Obama y un nítido revés para EEUU (a efectos estratégicos, ¿de qué habrá servido la guerra de Irak?).

SIN ACCESO A PAKISTÁN. Similar resultado en Afganistán sería aún más catastrófico para Washington. Sin un pie en este último país tendría más difícil realizar sus incursiones en Pakistán para eliminar elementos residuales de Al Qaida.  Al mismo tiempo, la deficiente seguridad afgana, sin la ayuda estadounidense, quedaría al albur de los talibanes. El interés por la continuidad de esa presencia armada en Afganistán, pues, es mutuo, pero da la impresión que Karzai está en una huida hacia delante de imprevisibles consecuencias.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2012

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
marzo 2012
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031