Destrozar a Sarah Palin con la mejor Julianne Moore

Publicado por el Mar 12, 2012

Compartir

¿A qué viene ahora una película para ridiculizar a Sarah Palin? Pues que es año electoral en EEUU, que quien está detrás del docudrama ‘Game Change’ es Tom Hanks, volcado en la reelección de Obama, y que, aunque Palin no es de nuevo candidata, el intento de ridiculización puede extenderse al Partido Republicano, que en estas primarias está tirando de la misma agenda conservadora que la exgobernadora de Alaska.

Cierto que en el caso de Palin, por la boca muere el pez: ahí está la sarta de meteduras de pata que protagonizó la muy poco preparada candidata a la vicepresidencia en las elecciones de 2008, así como las estridencias ideológicas que luego ha ido acumulando. Pero eso no quita que también esté clara la intencionalidad política de la película. Como a su vez esa intención tampoco merma en nada el gran elogio que merece la interpretación de Julianne Moore (más irregular es la encarnación del senador John McCain hecha por Ed Harris; por cierto, ambos muy comprometidos con el Partido Demócrata). ‘Game Change’ se emitió este sábado por la cadena estadounidense HBO (en España la estrenará Canal + el 8 de mayo).

De casi dos horas de duración, la producción de Hanks (quien además ha puesto voz a ‘The Road We’ve Travelled’, un documental que glorifica el mandato de Obama) adopta el título del libro en el que se basa. ‘Game Change’, de los periodistas Mark Halperin y John Heilemann, fue el más revelador relato de los entresijos de la campaña de 2008. Pero mientras el texto presentaba aspectos críticos referidos también a Hillary Cinton y Barack Obama, la película se fija únicamente en la historia de Sarah Palin. El filme incluso parece querer salvar a McCain, de quien se destaca su resistencia a un campaña negativa contra Obama, para reservar toda la metralla contra Palin.

De la excandidata se destaca su completo desconocimiento de cuestiones básicas, como no saber que Corea del Norte y Corea del Sur son dos países, decir que Sadam Husein fue quien perpetró el ataque del 11-S o ignorar que existe una cosa muy importante llamada Fed (la Reserva Federal estadounidense). “¡Dios mío! ¿Qué hemos hecho”, llegó a afirmar Steve Schmidt (bien interpretado por Woody Harrelson), el jefe de campaña de McCain y responsable del fichaje de Palin. Al menos eso es lo que explica el libro y sobre lo que se relame la película. También se presenta una candidata más atenta en enviar emails y mensajes por su blackberry que en preparar entrevistas, y a la que al final se le sube a la cabeza el entusiasmo que levanta entre las bases conservadoras.

Palin ha dicho que todos esos detalles son falsos e invita a la audiencia a ver el antídoto ‘The Undefeated’, un filme hagiográfico basado en sus memorias, ‘Going Rogue: An American Life’. ¿Y por qué ahora este documental? Pues también por razones electorales. Palin no se ha presentado a las primarias porque pensaba que difícilmente iba a ganar, pero al ver ahora las dificultades del moderado Mitt Romney y el éxito que está teniendo el conservador Rick Santorum, Palin acaricia la idea de un convención republicana sin candidato en la que ella aparezca como la solución, y ha dejado expresamente la puerta abierta a esa eventualidad. Eso no ocurrirá, pero le interesa seguir manteniendo viva la llama, al menos hasta 2016.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2012

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
marzo 2012
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031