El libertarianismo, más allá de Ron Paul

Publicado por el Mar 2, 2012

Compartir

[‘Libertarianism’: movimiento que promueve las libertades individuales y trata de limitar las regulaciones gubernamentales]

Ron Paul no ganará las primarias republicanas, pero habrá extendido la causa libertaria entre las nuevas generaciones, que son las que han vigorizado su campaña. De todos modos, está por ver cuántos de los que le siguen comulgan con todos sus preceptos. Muchos se apuntan a la idea de la vuelta a casa de todas las tropas de EEUU en el mundo, pero ¿a cuántos realmente les moviliza, por ejemplo, la vuelta al patrón oro o la aún mayor relajación en la venta de armas? El pensamiento de Paul, como todo libertarianismo, es sui generis. Dado que la libertad absoluta no existe, cada cual pone los límites donde cree más conveniente. Y Paul traza límites en asuntos morales, como su oposición al aborto y al matrimonio homosexual.

Las posiciones políticas están en Estados Unidos más a la derecha de lo que ocurre en Europa. Sucede con republicanos y demócratas, y de modo aún más acusado con los libertarios. Si en Europa esta última etiqueta es sinónimo de anarquista y equivale a posiciones de izquierda, en EEUU los libertarios son mayormente de derecha. En términos europeos podría hablarse de un liberalismo absoluto, pero como en EEUU ‘liberalismo’ más bien denota izquierdismo, los estadounidenses prefieren la denominación libertarianismo; al fin y al cabo los extremos se tocan. El movimiento nació en la década de 1950 como reacción al crecimiento del aparato del Estado obrado por el New Deal del demócrata Franklin D. Roosevelt. En los años 60 Barry Goldwater unió conservadurismo y libertarianismo, con un mensaje sobre todo antitrust. Cuando el movimiento libertario peligraba confundirse con el hippismo del final de esa década, en 1971 fue constuido el Libertarian Party. Ron Paul fue su candidato a la presidencia de EEUU en 1988, abandonando el Partido Republicano, al que de inmediato regresaría. El Partido Libertario es el tercero en importancia del país, aunque muy a distancia de los dos principales.

La existencia del movimiento libertario se explica por la idiosincrasia de EEUU, donde la libertad individual es el gran pilar fundacional. Este también da razón de otros movimientos que en ocasiones surgen en la sociedad estadounidense, como el del Tea Party. Pero mientras el Tea Party pone el acento en la libertad económica y fiscal, el libertarianismo lo pone en la libertad invidual. Ambos defienden un menor gobierno, pero el primero muestra una preocupación socialconservadora (no injerencia del gobierno en la vida de comunidades e iglesias), el segundo es radical en la defensa de la independencia del individuo (legalización de drogas, no límite de edad en la venta de alcohol…). De algún modo, precursor del Tea Party pero en ningún momento su líder, Ron Paul actúa de punto de conexión entre ambos.

La defensa de las ideas libertarias son en ocasiones defendidas como la vía alternativa e independiente que debe acabar con el reparto del poder entre los dos grandes partidos, como se postula en el reciente libro ‘The Declaration of Independents: How Libertarian Politics Can Fix What’s Wrong with America’, de Nick Gillespie y Matt Welch. Lo libertario en lo económico, siguiendo las posiciones de Hayek y la escuela austríaca, es defendido por el Cato Institute (también web en castellano), uno de los importantes ‘think tank’ de Washington.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2012

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
marzo 2012
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031