Historia del voto hispano, ¿un voto sin amo?

Publicado por el Dec 9, 2011

Compartir

# El voto latino comenzó a contar en 1960, con la campaña de John F. Kennedy. Para entonces, la población hispana residía básicamente en el suroeste del país: población autóctona del territorio mexicano que pasó a soberanía de EEUU y trabajadores agrícolas llegados desde la Segunda Guerra Mundial (Programa Bracero para compensar la movilización militar). ‘Viva Kennedy’ fue el primer lema en español en una campaña electoral. Hay familias de Texas que siguen teniendo una foto de Kennedy en su casa.

# Lo que sembró Kennedy lo siguió regando el Partido Demócrata. En la década de 1960 los demócratas fueron el partido natural para los hispanos. La campaña pro derechos civiles y defensa de los grups minoritarios empujó la política de identidad racial (‘identity politics’). Fundaciones de como la Ford Foundation y otras empezaron a financiar la creación de grupos de afinidad demócrata como el National Council of La Raza y League of United Lationamerican Citizens (Lulac). Durante los 60s y 70s el voto latino fue alrededor de un 80% para demócratas y un 20% para republicanos.

# Los republicanos no aprendieron la lección hasta Ronald Reagan. En 1984 Reagan contrató al conocido publicista de Texas Lionel Sosa y lanzó su famoso lema ‘Hispanics are republicans, they just don’t know it’. Llegó al 35% de voto latino.

# El apoyo hispano a los republicanos subió con George W. Bush. Tras una serie de años de descenso, que alcanzó su nivel más bajo con el candidato Bob Dole en 1996, cuando solo el 21% de los latinos votaron al partido del elefante, Bush volvió al 35% en 2000 y en 2004 lo elevó al 44%. La cifra es discutida; en cualquier caso se acercó al 40%, pero hubo Estados en los que claramente la superó: en Florida logró el 55%.

#Los pánicos por el 11-S y por una inmigración mayor y ya en todo el país truncó la tendencia. Grupos restriccionistas como Federation for American Inmigration Reform, Center for Inmigration Studies y Numbers USA comenzaron a ganar poder y a hacer de la inmigración un tema electoral. Eso mató el clima de consenso que existía sobre una reforma inmigratoria para legalizar a los sin papeles (hoy son 11 millones). Pospuesta por Bush para su segundo mandato, dado que el 11-S obligó a modificar las prioridades de la agenda, la reforma inmigratoria colapsó en 2006-2007.

# La retórica antiinmigrante pasó factura a los republicanos en las presidenciales de 2008.  En las elecciones de mitad de mandato de 2006 recibieron el apoyo de solo el 30% de los latinos y perdieron el control tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes. El mal resultado también afectó en las presidenciales de 2008 a John McCain, quien en realidad había liderado la reforma inmigratoria junto con el senador demócrata Ted Kennedy. Obama obtuvo el 67% el voto hispano. En las legislativas de 2010, la aparición de nuevos candidatos latinos del Partido Republicano  hizo que este subiera al 38% entre los hispanos.  ¿QUÉ OCURRIRÁ en las presidenciales de 2012?

Datos de una conversación con Alfonso Aguilar, director general de Ciudadanía en la Administración Bush; director ejecutivo de Latino Partnership, de orientación conservadora

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
diciembre 2011
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031