¿Sirve de algo rezar por Kennedy?

Publicado por el Nov 21, 2011

Compartir

WASHINGTON. ¿Sirve de algo rezar por los políticos, los que llegan y los que se van? En la catedral católica de Washington, este domingo se rezó por John F. Kennedy, con motivo de un nuevo aniversario de su muerte, ocurrida el 22 de noviembre de 1963. Tres días después del asesinato, en esta catedral de Saint Matthew tuvo lugar el funeral de Estado, como recuerda un círculo de mármol en el centro del crucero: “Aquí descansaron los retos mortales del presidente Kennedy en la misa de réquiem, el 25 de noviembre de 1963, antes de ser llevados a Arlington donde yacen a la espera de una resurrección celestial”. Cada vez que se va a comulgar pueden leerse esas palabras, entre las que ‘expectation’ de una resurrección tiene especial fuerza.

En un país donde la religión tiene su lugar oficial -el hecho religioso, no una determinada confesión- diríase obligado que en la capital, en los templos centrales de cada denominación, se rece con frecuencia por los políticos: el Congreso y la Administración. Así ocurre habitualmente en St. Matthew’s. ¿Pero sirve de algo? Como creyente, así lo creo. Pero dejo la respuesta a CS Lewis, quien ante dudas de fe recomendaba la convicción de que al menos al pedir a Dios por otros nos hacemos mejores nosotros: una forma de combatir la corrupción política comenzando por nosotros mismos.

Ordinariamente los funerales a la muerte de un presidente estadounidense tienen lugar en la National Cathedral, que aunque es episcopaliana acoge el rito que la ocasión requiera. Pero en el caso de Kennedy, el primer -y único hasta la fecha- presidente católico, hubo deseo de coronar la ‘normalización’ que su misma elección había supuesto para la minoría católica (hoy la Iglesia con más fieles en EEUU). El actual edificio es de 1893, en estilo románico y bizantino, y su primera mayor puesta de largo oficial fue el funeral en 1957 por Joseph McCarthy, de familia inmigrante irlandesa como Kennedy. Precisamente el deseo de no perder el voto de la comunidad irlandesa hizo que, durante su etapa como senador, Kennedy apenas criticara los excesos anticomunistas de McCarthy, lo que supone una de sus facetas oscuras, como se recoge en el nuevo libro ‘Jack Kennedy’, del periodista Chris Matthews (por lo demás, probablemente demasiado entusiasta con el personaje).

Tras el magnicidio en Dallas en un viernes (otro nuevo libro se ocupa de él, la novela de Stephen King ’11/22/63′), el cuerpo de Kennedy fue llevado a la Casa Blanca, donde permaneció 24 horas. El domingo se abrió la capilla ardiente en el Capitolio; de allí, el lunes el catafalco fue conducido por caballos a St Matthew’s y luego finalmente transportado hasta el cementerio de Arlington, al otro lado del río Potomac. Junto al presidente está enterrada su esposa Jacqueline, y cerca fueron sepultados también sus hermanos Robert y Edward.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
noviembre 2011
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930