El ‘waterboarding’ desnorta a los republicanos

Publicado por el Nov 16, 2011

Compartir

Los candidatos republicanos han dejado pequeño a George Bush. La falta de matices en la defensa que la mayor parte de ellos ha hecho del ‘waterboarding’ contrasta con la exepcionalidad que el expresidente dio a esta práctica interrogatoria, denunciada como tortura por las instancias internacionales. Es una simbólica muestra de cómo el republicanismo estadounidense se ha ido hacia un extremo (razón tanto de la aparición como del éxito del Tea Party).

Lo que Bush tuvo que justificar en sus memorias, ‘Decisions Points’ (se aplicó solo en 2002-2003 y únicamente a tres prisioneros de mayor rango; en 2006 fue expresamente prohibida en el manual de campo del Pentágono, antes de la llegada de Obama), fue defendido por Herman Cain, Newt Gingrich, Rick Perry, Michele Bachmann y Rick Santorum sin necesidad de andarse de puntillas. Esto ha hecho saltar al anterior candidato republicano a la presidencia, John McCain, decepcionado por la casi general aceptación de esta simulación de ahogamiento, que él rechazó en su campaña de 2008. “El ‘waterboarding’ es tortura”, dijo el exprisionero de guerra durante el conflicto de Vietnam. Entre los candidatos de estas primarias solo se opusieron Jon Huntsman y Ron Paul.

Curiosamente, el probable presidenciable, Mitt Romney, no se pronunció. No tuvo que hacerlo porque no fue preguntado directamente por los moderadores del debate en el que todos intervenían, pero tampoco él se ofreció a clarificar su posición. Luego un portavoz de su campaña indicó que Romney cree que el ‘waterboarding’ no es tortura, pero “no va a especificar” las ‘técnicas de interrogatorio realzadas’ (es el extendido eufemismo) que usaría contra terroristas. El ‘New York Times’ le ha acusado de “cobardía” por no ser más claro ni pronunciarse abiertamente ante las cámaras, pero más bien es astucia: opta por mojarse lo menos públicamente posible en algo que si bien es aplaudido por las bases conservadoras, como ocurrió en ese debate televisado, le puede restar votos en las presidenciales.

LOS DEL SI/ CAIN: “No lo veo como tortura. Lo veo como una técnica de interrogatorio realzada”. PERRY: “Esto es una guerra. Esto es lo que ocurre en las guerras. Estoy en favor de usar las técnicas -no tortura, sino las técnicas que sabemos que extraerán la información para salvar jóvenes vidas americanas. Y estaré en favor de eso hasta que yo muera”. BACHMANN. “Si fuera presidenta no tendría ningún problema de usar el ‘waterboarding’. Lo encuentro muy efectivo. Mi estrategia hará que Estados Unidos sea victorioso en la guerra contra el terrorismo”. SANTORUM: “Tenemos que usar las técnicas de interrogatorio realzadas, todas ellas”.

SIN ESPECIFICAR/ ROMNEY (un portavoz, fuera de las cámaras): “Romney piensa que el ‘waterboarding no es tortura; al mismo tiempo no va a especificar las técnicas de interrogatorio realzadas que usaría contra los terroristas”.

LOS DEL NO/ PAUL: “El ‘waterboarding’ es tortura. Es ilegal bajo ley internacional y bajo nuestra ley. Es también inmoral y además muy poco práctico. No hay evidencia de que realmente puedas obtener pruebas fiables”. HUNTSMAN: “Empequeñecemos nuestra posición en el mundo y los valores que proyectamos, que incluyen libertad, democracia, derechos humanos y mercados abiertos cuando torturamos”.

 

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
noviembre 2011
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930