Mucho Edgar, poco Hoover en la película de Eastwood

Publicado por el Nov 11, 2011

Compartir

WASHINGTON. Condensar en 2 horas 17 minutos los casi 50 años que John Edgar Hoover estuvo al frente del FBI no es tarea fácil. En alguien que estuvo tan identificado él mismo con la institución que creó y dotó de un inmenso poder a lo largo del mandato de ocho presidentes no es posible separar su biografía personal del propio desarrollo del FBI. Para retratarle bien probablemente habría que hablar más de Hoover que de Edgar, que es el camino contrario al tomado por Clint Eastwood en la película que se acaba de estrenar en EEUU. Eastwood pone a la persona en primer plano (soberbia interpretación de Leonardo DiCaprio) y -vicio de nuestro tiempo- agranda con una lupa el aspecto sexual, aunque a diferencia posiblemente de lo que habrían hecho otros cineastas menos rigusosos, no se le va la mano en la más que probable orientación homosexual de J. Edgar Hoover. El filme es una historia casi romántica -de un supuesto amor no expresado-, que humaniza quizás en exceso al personaje al no reflejar con toda su crudeza controvertidas actuaciones del FBI.

Hoover, nacido en Washington, fue nombrado director del Bureau of Investigation en 1924, a los 29 años. En 1935, el departamento se transformó en FBI y siguió presidido por Hoover hasta su muerte, en 1972. En todo ese tiempo apenas dio entrevistas personales; tampoco escribió memorias, a pesar de que el dictado de un supuesta autobiografía es el hilo conductor de la película. Así que la mayor parte de los detalles íntimos del filme son inventados, lo que por otra parte es habitual en la gran pantalla. La relación “especial” entre Hoover y Clyde Tolson, al que nombró número dos del FBI, es de sobras conocida. Comían siempre juntos y cenaban juntos la mayor parte de las veces; también compartieron vacaciones, en las que en alguna ocasión se dejaron fotografiar. A la muerte de Hoover, Tolson heredó sus bienes y su casa, a la que se trasladó a vivir. Aunque siempre hubo rumores de que era una amistad sospechosa de dos solteros, nunca trascendieron datos más comprometedores que los señalados, y eso que por razones de seguridad eran seguidos continuamente por agentes. Además, Hoover tenía muchos enemigos en la política y unos cuantos aspirantes a su puesto dentro del FBI, todos deseosos de poder pillarle en alguna situación incómoda.

La película ha tenido una crítica más bien pobre, con la interpretación de DiCaprio como principal activo y las torpes máscaras que él y Armie Hammer (Tolson) llevan para parecer viejos como mayor lastre (nefasto en el caso de Hammer). El filme recoge bien los primeros años de crecimiento del FBI -lo que esta institución se lo debe a Hoover-, con la captación de agentes de especial formación, la creación de laboratorios forenses y la generalización del uso de huella digital. También plasma adecuadamente la influencia que Hoover tuvo sobre presidentes y congresistas gracias a tener archivos secretos sobre aspectos indecorosos de sus vidas, que es la razón por la que nadie puedo removerle del FBI.

Pero la película no recoge la principal acusación contra la gestión de Hoover: su vista gorda a las actividades de la mafia. Siempre alegó que los mafiosos eran reyezuelos locales y su actividad no era federal, por lo que no entraba en las competencias del FBI. Cuando no tuvo más remedio actuó, pero con desgana. ¿Por qué? Se desconoce. Ultimamente se ha atribuido a que la mafia tenía pruebas de que Hoover se había transvestido en algunas fiestas, pero eso parte de la acusación de una persona cuya credibilidad ha sido cuestionada. En su tiempo nunca hubo rumores de eso y además no encaja con la absoluta privacidad de Hoover. A pesar de lo cual Eastwood hace con una escena un guiño al trasvestismo.

 

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
noviembre 2011
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930