¿Puede un mormón ser presidente de EEUU?

Publicado por el Nov 8, 2011

Compartir

Mitt Romney, que puede acabar siendo el rival de Barack Obama en las presidenciales, no es solo mormón. Ha sido ‘obispo’ mormón, en una religión en la que todos los cargos son ocupados por hombres casados y se desprecia el celibato (eso sí, maridos de una sola mujer; la poligamia la aparcaron en el siglo XIX, aunque hay elementos disidentes que la practican, al margen de la ley). Su adscripción religiosa ha generado polémica en la campaña de las primarias, aunque menos que hace cuatro años, cuando ya intentó infructuosamente lograr la nominación republicana. Esta vez en la carrera participa también otro miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, Jon Huntsman, exgobernador de Utah.

Es “El momento mormón”, como titulaba hace unos meses la revista ‘Newsweek’, a raíz del estreno en Broadway del musical ‘The Book of Mormon’, que aunque ridiculiza a los seguidores de la LSD Church (por sus siglas en inglés) al mismo tiempo les viene a dar categoría de normalidad en la sociedad estadounidense. El salto que en esa normalidad puede suponer la nominación republicana de Romney es comparada con el “momento católico” de la elección de John F. Kennedy en 1961. Hasta entonces se consideraba tabú que un católico fuera presidente (ese factor había derribado la candidatura demócrata de Al Smith en 1928). Kennedy tuvo que dedicar un importante discurso al comienzo de su campaña a clarificar que su religión no le hacía dependiente de instancias clericales, ni del Vaticano ni de los obispos americanos.

Romney hizo algo similar en 2007, pero eso no impidió que su adscripción mormona fue utilizada por otros candidatos. Singularmente Mike Huckabee, que atizó el voto evangélico contra Romney al preguntar en un acto público: “¿no creen los mormones que Jesús y el diablo son hermanos?”. Huckabee ganó en Iowa, Estado de fuerte orientación socialconservadora y el primero en votar, reduciendo ya de entrada las opciones de Romney. Esta vez el candidato mormón considera suficientemente establecida su condición y ha procurado centrarse en la economía sin permitir que asuntos colaterales distorsionen su campaña. Así, apenas ha gastado tiempo en responder a un pastor evangélico aliado de Rick Perry, quien en un acto preguntó: “¿queremos un candidato que sea una persona moralmente buena o queremos un candidato que es un ‘nacido de nuevo’ seguidor de Jesucristo? En Rick Perry tenemos un candidato que es un comprometido seguidor de Cristo”. El pastor luego diría a la prensa que los mormones no son cristianos y constituyen un culto en lugar de una religión.

El mormonismo de Romney no es un factor decisivo, como demuestra que llegara a gobernador de Massachusetts (2003-2007), pero no es algo que le favorezca. El 20% de los respublicanos dicen que difícilmente votarán a un mormón como presidente. Y él es un mormón con pedigrí: su tatarabuelo fue de los primeros conversos, seguidor directo de Joseph Smith, quien creó la LDS Church en 1830, y también de los primeros pioneros en emigrar a Utah.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
noviembre 2011
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930