El poder del voto evangélico

Publicado por el nov 2, 2011

Compartir

Evangélicos: la ‘American folk religion’, socialconservadores, de voto mayoritario republicano

Decir voto cristiano, en Estados Unidos, es decir voto evangélico. Y éste es mayoritariamente republicano. Para un observador extranjero puede resultar difícil entender qué quiere decirse con ese término, pues en otros lugares lo evangélico es prácticamente sinónimo de protestante. Por ejemplo, en Alemania la reforma de Lutero dio lugar a la Iglesia Evangélica, y en España evangélico viene casi a significar no católico. En el ámbito anglosajón, evangélico se reserva para los cristianos pertenecientes a la multitud de iglesias que van casi por libre, muchas agrupadas en torno a la denominación baptista y la metodista, al margen de formas más estructuradas y establishment como católicos, episcopalianos (anglicanos) y presbiterianos.

Evangélicos en EEUU son los que levantan los brazos mientras rezan y a veces parecen en trance, los que dicen haber “nacido de nuevo” (‘born again’, la expresión que más les define) y advierten sobre la “segunda venida de Cristo” (‘rapture’), los que hacen del “biblicismo” el centro de su predicación y los que tienen mayor activismo político. Con frecuencia se les sitúa en un 30% de la población (unos 90 millones de personas), lo que es coincidente con el 34% del electorado que desea una menor separación entre Iglesia y Estado.

De alguna manera, es el cristianismo autóctono estadounidense, con el injerto de la población negra procedente del esclavismo. Los primeros colonos, que huían de las Iglesias establecidas en Europa, desarrollaron un cristianismo de disidencia y atomizado, revitalizado a finales del siglo XVIII y principios del XIX por movimientos carismáticos conocidos como ‘revivals’. Eso desarrolló una ‘folk religion’ regida por el sentimiento y alejada de la norma de la ortodoxia protestante. En ese momento, la mayoría de los estadounidenses eran evangélicos (lo episcopaliano, herencia de la dominación británica, era solo lo oficialista, para la clase dirigente). Su peso religioso se redujo con la gran ola inmigratoria europea de finales del siglo XIX y XX (aumentaron los católicos, hoy la primera denominación cristiana del país; también los judíos).

El evangelismo se hizo político en la década de 1970 y tuvo su influencia en el ascenso de Jimmy Carter, el primer primer presidente en declararse ‘born again’. Pero a partir de ahí, la creciente separación de las costumbres sociales respecto a la moral cristiana -aborto y prácticas sexuales- ha inclinado el voto evangélico hacia los republicanos (ha sido así entre los blancos, que son mayoría; los negros, con más presencia en el Sur, siguen próximos a los demócratas, por razones de clase y no de religión). Al mismo tiempo, cada vez es más desafecto de los medios de comunicación y del debate intelectual. También se les conoce como socialconservadores (por conservadores en temas sociales) y son el ala más amplia del Tea Party (una parte de éste se alinea más con el conservadurismo en temas fiscales y económicos, sin tanto interés por los valores cristianos)

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
noviembre 2011
L M X J V S D
« oct   dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930