Los secretos del FBI

Publicado por el oct 24, 2011

Compartir

Si eres diestro y cuando te interrogan miras a la derecha pensando en la respuesta, es que te estás esforzando en fabricar una mentira. Si tu vista, en cambio, gira a la izquierda, es que tratas genuinamente de recordar los hechos sobre los que es preguntado. En el caso del zurdo es al revés, mira a la derecha cuando está mintiendo. Al menos es lo que cree el FBI, y si te detienen, cuidado con dirigir sus ojos en la dirección equivocada.

‘The Secrets of the FBI’ cuenta esta y otras anécdotas, como el hecho de que el jefe de contraterrorismo y contraespionaje de este Federal Bureau of Investigation, Art Cummings, se retira cada día a dormir a una embarcación amarrada cerca de Annapolis, a menos de una hora de Washington; se levanta a las 3.10 de la madrugada y a las 4.15 ya está en el gimnasio del FBI para comenzar un nuevo día. No es que todo el libro sea así, también hay un interesante análisis de la gestión de todos los directores que ha tenido el FBI desde la década de 1920, así como una explicación de cómo desde el 11-S el FBI ha pasado de dedicarse a intentar meter en la cárcel a criminales a centrarse en labores de espionaje para la prevención de atentados (VIDEO el 11-S cambia el FBI). Pero con todo, el título del libro puede resultar algo pretencioso. Más bien hay que considerlo como suma de retales y actualizaciones a libros previos del mismo autor, Ronald Kessler, que cuenta con una veintena de títulos sobre el FBI, la CIA y la Casa Blanca.

Tiene la validez, no obstante, de numerosas entrevistas con los principales mandos de la Oficina Federal de Investigación, y algunos realizan declaraciones de verdadero interés. Por ejemplo, el citado Cummings cree que los terroristas de Al Qaida, aunque puedan procurar obtener armas de destrucción masiva, seguirán prefiriendo los explosivos: “van a poner su dinero en cinco mil libras de nitrato amónico y no en cabezas nucleares”, porque adquirir tales armas, mantenerlas y transportarlas en secreto supone “un riesgo muy alto con una muy alta probabilidad de fracaso”. De todos modos, el director del FBI, Robert Mueller, advierte que la sola posibilidad de uso de WMD supone “la mayor amenaza” a la que hacen frente sus 13.807 agentes.

Un último apunte. Cuando hoy se pone a Obama como ejemplo de eficacia antiterrorista, por haber cazado con aviones no tripulados a dirigentes de Al Qaida con los que George Bush no pudo acabar, se olvida que fue el anterior presidente el que ordenó triplicar el número de drones. “Porque hacen falta varios años para que tales aviones puedan ser producidos, no fue hasta 2010 que los Predators comenzaron a eliminar regularmente a los máximos líderes de Al Qaida”, escribe Kessler.

‘The Secrets of the FBI’, Ronald Kessler, Crown Publishers, 2011, 296 pág.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
octubre 2011
L M X J V S D
« sep   nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31