Las memorias gruesas de Dick Cheney

Publicado por el Aug 30, 2011

Compartir

Directo, sin esconder sus filias y fobias, orgulloso de su legado e impenitente, Dick Cheney reivindica en sus memorias, In My Time, sus ocho años como el segundo en comando de la Casa Blanca. El polémico Cheney quiere ser visto en un ejercicio de modestia negando que fuera más poderoso que el propio George Bush (tal como entonces predicaba la prensa estadounidense, más por deseo de envenenar la Administración Bush que por razones objetivas: los pantalones siempre los llevó el tejano), pero una y otra vez deja ver que nunca cejó en sus pulsos con Collin Powell (secretario de Estado) y Condoleeza Rice (consejera de Seguridad, luego sustituta de Powell).

Las memorias son una defensa de las guerras de Irak y Afganistán (“la liberación de Irak es uno de los logros más significativos de la presidencia de George Bush”) y de todos los extremos de la guerra contra el terrorismo (respalda los “duros interrogatorios”, cuya calificación de “torturas” rechaza). Incluso cree que Bush se quedó corto: en junio de 2007 pidió al presidente que bombardeara un reactor nuclear de Siria (Bush se negó; la acción la acabaron llevando a cabo los israelíes).

Pero lo más significativo del libro, que se suma a las memorias de esos años publicadas ya por Bush y por Ronald Rumsfeld (secretario de Defensa), son los detalles sobre las desaveniencias internas en el equipo presidencial. Las discrepancias son conocidas, pero el vicepresidente añade color a algunas de las discusiones, barriendo para su causa, como es de suponer. A Powell lo crucificó ya en abril de 2002, apenas un año en el puesto, aunque no conseguiría empujarle fuera de la Administración hasta 2005. Powell ha respondido estos días que el libro está lleno de “críticas baratas”. Cheney no pudo derribar a Rice, más próxima a Bush, pero en el libro se despacha a gusto sobre ella, acusándola de “engañar completamente” al presidente en algún aspecto, como la actitud más comprensiva hacia Corea del Norte. También contra las “palomas” había cargado Rumsfeld, alineado con Cheney, aunque a diferencia de éste no pudo completar los ocho años de madato.

Secretario de Defensa con George Bush padre (de 1989 a 1993) y jefe de gabiente de Gerald Ford (1975-1977), Cheney se centra en las memorias en el capítulo de su vida abierto con el 11-S, episodio que marcó su tiempo como vicrepresidente (2001-2008). Sus problemas de corazón (en 2010 fue operado y estuvo inconsciente varias semanas) acompañan la línea narrativa del libro, que Cheney ha escrito en colaboración con su hija Liz.

Im My Time. A Personal And Political Memoir, Dick Cheney (con Liz Cheney), Threshold Editions, New York 2011, 565 p.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
agosto 2011
M T W T F S S
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031