La órbita terrestre se privatiza

Publicado por el jul 25, 2011

Compartir

 

La decisión de la NASA, concluido su programa de transbordadores espaciales, de dejar a la iniciativa privada la órbita terrestre para concentrarse en viajes por el sistema solar, supone un cambio sustancial en la carrera del espacio. Los avances científicos registrados en las últimas décadas ofrecen ya perspectivas de rentabilidad para la iniciativa privada en este nuevo sector. La NASA se dedicará a objetivos más alejados, solo accesibles a su dinero público y su enorme equipo de científicos (auque ambas cosas se hayan reducido).

1. Así como las empresas privadas han protagonizado el desarrollo de la avión comercial a lo largo del siglo XX, en el XXI podrán extender su arco de alcance fuera de la Tierra, impulsando los viajes suborbitales comerciales (como los que varias empresas están a punto de ofrecer en pasajes para turistas) y los vuelos a la baja órbita terrestre para ir a la Estación Espacial Internacional o colgar satélites (cuyos clientes serán los estados o las agencias espaciales nacionales).

2. También hay empresas que preparan el envío de artefactos no tripulados a la Luna (Google patrocina una carrera en la que participan una veintena de equipos; el primer lanzamiento podría estar listo para finales de 2013). La venta de las exclusivas de las imágenes a alguna televisión y sobre todo la explotación de minerales, especialmente platino (un tratado internacional de 1967 impide que ningún país pueda reclamar soberanía sobre partes de la Luna, pero podría ser explotada como ocurre con las aguas internacionales) aportan intereses comerciales al reto.

3. Astronautas de la NASA seguirán yendo a la Estación Espacial Internacional, pero lo harán en naves construidas por compañías privadas. Si hasta ahora Airbus y Boeing vienen suministrando aviones que luego compran las líneas aéreas para sus vuelos, a partir de ahora habrá constructores que proporcionen naves para desplazarse a la órbita terrestre. Hasta que éstas estén listas hacia 2016 los atronautas de la agencia espacial estadounidense viajarán en las naves rusas Soyuz.

4. La NASA se va a concentrar en el viaje tripulado a un asteroide, programado para 2025, que debería aportar la suficiente experiencia para abordar un viaje posterior a Marte. El objetivo del asteroide, aún no elegido, aporaría mayor conocimiento sobre el origen del Universo (y posible prevención de una hipotética colisión con la Tierra), y prepararía para largos viajes de al menos seis meses. Sería entrar en la dimensión de ‘Star Trek’.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
julio 2011
L M X J V S D
« jun   ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031