En contra de Malcolm X

Publicado por el jul 11, 2011

Compartir

Malcolm X, acribillado a balazos en Harlem en 1965, vuelve a ocupar un puesto en el debate público en EEUU con motivo de la publicación de una completa biografía sobre quien fuera líder de una facción radical de los musulmanes negros estadounidenses. Sorprende que se haya acabado glorificando a un personaje que la historia ha demostrado estar absolutamente equivocado. Malcolm Little (renombrado con una X al entrar en la secta Nación del Islam, en la que luego, al ganar en rango, se le llamó El-Hajj Malik El-Shabazz) defendió la completa segregación de la población negra para formar una nación, dentro de EEUU, separada de los blancos. Abogó por la conversión al Islam de los descendientes de los esclavos, como una vuelta a sus raíces, cuando en realidad únicamente el 8% de los 650.000 africanos llevados a la fuerza al otro lado del Atlántico eran musulmanes. Tuvo reuniones con el Ku Kux Klan y el Partido Nazi Americano para alianzas en una estrategia compartida: boicotear el integracionismo. Fomentó el odio hacia el hombre blanco y consideró a este incapaz de superar sus prejuicios hacia el vecino de color. Denigró a Martin Luther King y otros líderes pacificistas negros por la ingenuidad de “soñar” con una sociedad en la que se reconocieran derechos civiles a los ciudadanos de cualquier raza. Predicó que el único negro digno era el revolucionario.

Es posible que todo eso lo defendiera desde la honestidad intelectual, la misma que le llevó a evolucionar en sus últimos años de vida hacia posturas menos agresivas, pero pactos con el Ku Kux Klan y la difusión del odio al prójimo blanco no son disculpables. Tampoco la vista gorda a las actividades de los matones de la Nación del Islam, que finalmente dispararían contra él. ‘Malcolm X. A Life of Reinvention’ (1), la biografía que acaba de aparecer, escrita por Mannig Marable, interpreta bien esa evolución de Malcolm X -una reinvención-, pero no llega a ser todo lo exigente que se debiera a la hora de pedir cuentas al personaje. En todo caso, corrige la visión heroica que de si mismo hizo el dirigente en su póstuma ‘Autobiografía de Malcolm X’, de gran influencia en la formación del mito.

Malcolm Little nació en 1925 en Nebraska. Siendo adolescente su padre murió y su madre fue internada en un psiquiátrico. Fue acogido en varios hogares y luego estuvo implicado en diversas actividades criminales en Boston y Nueva York (robos y provisión de prostitutas). Condenado a prisión, al final de su estancia en la cárcel entró en contacto con Elijah Muhammad, líder de la Nación del Islam, una secta que practicaba un Islam descafeinado y heterodoxo y predicaba la separación de los negros en una nación propia. De gran carisma personal, Malcolm se convirtió en uno de los principales predicadores de la secta. Luchas internas por el poder, su denuncia de los relaciones extramaritales de Muhammad y su creciente implicación en política acabarían con su expulsión de la organización en 1964. Durante el siguiente año profundizó su vinculación con el verdadero Islam en un viaje a la Meca y fue convergiendo hacia el movimiento de derechos civiles. En febrero de 1965 fue asesinado por pistoleros de la Nación del Islam.

(1) ‘Malcolm X. A Life of Reinvention’, por Manning Marable, Viking, Nueva York, 2011, 594 páginas

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
julio 2011
L M X J V S D
« jun   ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031