Prohibido bailar en el templo de la libertad

Publicado por el Jun 6, 2011

Compartir

 

WASHINGTON. JEFFERSON MEMORIAL. Dónde si no, más que en el Memorial de Thomas Jefferson, redactor principal de la Declaración de Independencia de EEUU, para reivindicar el derecho inalienable a bailar donde a uno le plazca. Unas doscientas personas desafiaron esta semana a la Policía y se dieron cita bajo la cúpula que corona este templo dedicado al mayor exponente estadounidense de los principios de la Ilustración. La semana anterior, los agentes detuvieron con contundencia (ver vídeo en YouTube) a varios activistas que desafiaban la prohibición de los tribunales a bailar en el monumento. La sentencia se había producido a raíz de una convocatoria de ‘flash mob’ que en 2008 había reunido a un grupo de gente para bailar en silencio, cada cual escuchando música a través de sus auriculares. “Es un tipo de actuación que crea su propio centro de atención y distrae de la atmósfera de solemne conmemoración”, dijo el Tribunal de Apelaciones. Pero para los objetores, “lo que hace este país original y especial es que cada cual pueda expresarse del modo que quiera”.

Bueno, lo que también hace “especial” a este país, aunque solo sea por lo visto en tantas películas, es la resolución de su Policía. Así que el visitante hará mejor en pasear con gran rigidez por el interior del memorial, que por lo demás es uno de los lugares de Washington que imprimen mayor sosiego de espíritu. La sensillez de sus líneas neoclásicas, con la cadencia de sus columnas jónicas y la tenue redondez de la cúpula, su espacio interior abierto y la escalinata que descience hasta el estanque sur del National Mall ofrecen el mejor marco para la contemplación. El monumento es el cuarto punto cardinal (Sur) de la cruz formada con la Casa Blanca (Norte), el Congreso (Oeste) y el Memorial de Lincoln (Este).

El emplazamiento fue primero pensado para un monumento a Theodore Roosevelt (presidente de 1901 a 1909), pero la iniciativa no prosperó. Su sobrino Franklin D. Roosevelt (presidente de 1933 a 1945) prefirió erigir allí un memorial a Jefferson (tercer presidente, de 1801 a 1809), que inauguraría en 1943. Debido a la escasez de materiales en plena Segunda Guerra Mundial, la estatua del ‘padre fundador’ (de 5,8 metros de altura) primero se hizo de escayola. La definitiva de bronce se instaló en 1947. Adornan las paredes y el techo textos de Jefferson, algunos provenientes de la Declaración de Independencia, de 1776. Entre éstos el que habla de derecho ‘inalienable’, transcrito tal como lo escribió el propio Jefferson, y no ‘unalienable’, como corregido en inglés figuró en la publicación de la Declaración.

(Foto superior: Associated Press)

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
junio 2011
M T W T F S S
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930