“Sinvergüenzas” y “patéticos”

Publicado por el Feb 25, 2015

Compartir

Me cuesta titular esta entrada de blog con dos insultos: sinvergüenzas, patéticos. Me cuesta por la falta de respeto que implican las dos palabras y porque alguien pudiera darse por aludido, y nada más lejos de mi intención en este momento. Por si acaso, entrecomillo. Pero lo que a mí me cuesta escribir aquí, se ha escuchado en el Parlamento en el Debate sobre el estado de la Nación con soltura, entre griteríos. El insulto como argumento.

“Ustedes no tienen vergüenza”. “Ha sido patético”. Mentirosos, ladrones, capos… En fin. La lista de descalificaciones que se han escuchado en este Debate sobre el estado de la Nación ha sido extensa. ¿Ese es el estado de la Nación? Me temo que sí. Una Nación enfrentada, donde algunos sustituyen los argumentos por el exabrupto. El Congreso como reflejo de la sociedad actual.

_L5P1651.jpg

FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO. Sánchez y Rajoy, en el Debate sobre el estado de la Nación

Al terminar el Debate, una autoridad del Congreso me comentaba casi al oído que había que eliminar estos debates en año electoral. “No tienen sentido, porque lo que se hace es un mitin electoral, y para eso ya están las plazas de toros”. Lo cierto es que no hubo debate, sino discusiones de bar, con momentos de auténtico desprecio hacia el adversario.

A pocos meses de las elecciones generales (aún menos para las municipales, y todavía menos para las andaluzas), quizás muchos ciudadanos esperaban saber qué hay en el menú político español, en el real, el parlamentario. Hacer una pausa en el ruido de los platós de televisión para conocer qué ofrece cada cual. Pero fue imposible contrastar. El discurso inicial de Rajoy fue contestado con un bombardeo general, masivo, sin mucho más que ofrecer. La indignación como programa electoral.

No me gustó el debate, porque no lo hubo. Pero es cierto que lo que encendió la mecha fue el primer “sinvergüenza” que se escuchó desde la tribuna. Pedro Sánchez lanzó el insulto a los populares, también les llamó mentirosos y les echó a la cara el nombre de Bárcenas, mientras otra cara, en este caso la de Manuel Chaves, se descomponía en su escaño mientras escuchaba a su “jefe”, como diciendo: “La que me va a caer a mí ahora…”

Sánchez encendió la mecha, y Rajoy subió a la tribuna como entra un elefante en una cacharrería. Su legendaria tranquilidad e ironía se quedaron en su escaño. “No da usted la talla”. “Usted no tiene nivel para llegar a ser presidente del Gobierno”. “No vuelva a hablar de empleo ni a decir nada aquí”. “Ha sido patético”…

Y el líder socialista se quedó en su sitio. Ni siquiera pidió la palabra por última vez para responder a Rajoy. El presidente del Congreso lo miró para ver si quería hablar, pero solo encontró que desviaba la mirada. Nos quedamos sin saber qué más hay en el PSOE aparte del ataque puro y duro al Gobierno. Un diputado del PP me confesaba que en televisión la primera parte de la intervención de Sánchez resultó bastante bien. ¿Pero hay algo más? ¿Además del ataque se ofrece algo? Fue una oportunidad perdida para saberlo. La incógnita es saber si habrá alguna más.

Compartir

ABC.es

Blog El Escritorio © DIARIO ABC, S.L. 2015

Este Blog tiene su origen en la mismísima M-30 del Congreso de los Diputados, como se conoce el pasillo de circunvalación del Hemiciclo. Desde ahí surgieron las primeras contracrónicas parlamentarias... Más sobre «Blog El Escritorio»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031