“¡Libia no es Irak! ¡No es Irak!”

Publicado por el Mar 20, 2011

Compartir

Siempre me han llamado la atención los nombres en código que se ponen a las guerras. La de Libia es “Odisea del Amanecer”, mientras que la de Afganistán en 2001 fue “Operación Libertad Duradera”, y la de Kuwait en 1990 “Operación Tormenta del Desierto”, o “La Madre de todas las batallas”, como la bautizó Sadam Hussein. La guerra de Irak tuvo un nombre mucho más prosaico: “Operación Libertad iraquí”, o simplemente “ocupación de Irak”.

Vaya, ya he comparado Libia con Irak. Algunos andan estos días nerviosos perdidos intentando convencer a todos de que Libia no es Irak. Evidentemente, son dos casos distintos, pero ya tanto empeño e insistencia en hacernos ver que no tiene nada que ver una guerra con otra despierta suspicacias.

Eso me recuerda a la célebre negación de Nixon, cuando se vio obligado a decir: “Yo no soy un ladrón”. Quizás hasta ese momento a nadie se le había ocurrido que un presidente pudiera ser un ladrón, pero el simple hecho de negarlo en primera persona abría la posibilidad de que lo fuera, al menos en la mente de cada uno. El efecto fue brutal.

Con esto de Libia me ocurre algo parecido. “Libia no es Irak”. Pues ya lo sabíamos, pero tanta insistencia desde diferentes frentes al final me hace creer que algo tienen que ver, y que el Gobierno lo sabe y lo teme.

Para empezar lo de Libia es una guerra (una “war”, como diría José Antonio Alonso en el Congreso) y lo de Irak, también. Básico, pero importante. Otra semejanza: Gadafi es un tirano sanguinario, y Sadam Hussein, también lo era. ¿O ya no nos acordamos? Gadafi bombardea a su pueblo, ¿y qué hacía Hussein con los suyos?

Luego vienen las diferencias. Es verdad que en 2003 España no participó en el ataque a Irak con un solo soldado, mientras que en 2011 sí tiene una “contribución importante” en la guerra de Libia, como ha subrayado José Luis Rodríguez Zapatero.

Otra diferencia: hace ocho años hubo manifestaciones masivas contra la guerra de Irak, y ahora la protesta más importante cabe en un bar. Antes los artistas de la “zeja” se desgañitaban en la calle gritando “asesinos” a los del PP, y ahora sencillamente ni están ni se les espera. También es cierto que en 2003 el jefe de la oposición abanderaba el “No a la Guerra” y proclamaba su “ansia infinita de paz” y ocho años después, ya como presidente del Gobierno, ha virado hacia el “Sí a la Guerra”.

Y llegamos al punto más caliente: hay quien dice que la guerra de Irak fue “ilegal”, mientras que la de Libia es “legal” porque cuenta con la bendición de una resolución (la 1973) de Naciones Unidas. Primero habría que decir que Irak también tuvo su propia resolución (la 1441), donde se recogían las “graves consecuencias” que podría tener si no cumplía con las exigencias de la ONU. Una resolución que para los aliados fue suficiente para atacar. Es discutible, vale.

En todo caso, “guerra” y “legal” son dos palabras que se dan de tortas. ¿Una guerra “legal”? ¿Pueden ser legales la destrucción, las bombas, los muertos? Cuánta hipocresía. Ahora resulta que el ataque a Gadafi es más legítimo porque China o Rusia han decidido, por los motivos o por los oscuros compromisos que sean, no vetarlo en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La guerra en Libia es, en mi opinión, justa, lo diga China o no. Pero toda guerra es un fracaso de la humanidad. Sea “legal” o no.

Compartir

ABC.es

Blog El Escritorio © DIARIO ABC, S.L. 2011

Este Blog tiene su origen en la mismísima M-30 del Congreso de los Diputados, como se conoce el pasillo de circunvalación del Hemiciclo. Desde ahí surgieron las primeras contracrónicas parlamentarias... Más sobre «Blog El Escritorio»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31