Lapsus de Trinidad Jiménez

Publicado por el Sep 17, 2011

Compartir

Lo primero que hizo Trinidad Jiménez (Málaga, 1962) cuando aterrizó en Madrid en 2003 para ser candidata al Ayuntamiento de la capital, frente a Alberto Ruiz-Gallardón, fue organizar un “Trinimaratón”, que no era otra cosa que una sucesión de actos por todo el municipio para conocer los barrios, sus problemas, el terreno que pisaba, y también la villa que pretendía gobernar. Fue como un curso exprés de madrileñismo, más voluntarioso que otra cosa, el reconocimiento evidente de que no conocía Madrid, y el resultado, pese al interés que le puso, fue que se estrelló en las urnas.

Se quedó en la oposición de la Casa de la Villa, pero no por mucho tiempo, porque José Luis Rodríguez Zapatero la rescató en septiembre de 2006 con un bonito cargo: secretaria de Estado de Asuntos Iberoamericanos, puesto que ocupó hasta que el presidente del Gobierno contó con ella para nombrarla, en abril de 2009, ministra de Sanidad y Política Social. En el Gobierno brilló y consolidó una imagen de seriedad y solvencia, que hizo olvidar la campaña frívola que protagonizó en 2003 en Madrid. Una campaña, por cierto, que estuvo dirigida por Alfredo Pérez Rubalcaba.

En agosto de 2010, presentó su candidatura para competir frente a Tomás Gómez en el Partido Socialista de Madrid, con el objetivo de encabezar la lista a la Comunidad de Madrid, y ganar el pulso a Esperanza Aguirre en las urnas. Trinidad Jiménez tenía el apoyo del aparato de Ferraz, desde Zapatero hasta Blanco, pasando por Rubalcaba. Y perdió. Los militantes socialistas madrileños le dieron la espalda. Pese a la derrota, Zapatero premió de nuevo a Jiménez, esta vez con el Ministerio de Asuntos Exteriores, en octubre de 2010.

Hace años no se quedó en el Ayuntamiento de Madrid y aprovechó la primera oportunidad para dejar la oposición, algo que en el PSM consideran uno de los errores más graves que están cometiendo sus diferentes candidatos perdedores (también lo hizo Miguel Sebastián). Tampoco se quedó en la Comunidad de Madrid, donde jamás hizo política, salvo el intento frustrado de las primarias. Al final, el 20-N será “número uno” del PSOE por Málaga, su provincia de origen.

Ya no se sabe muy bien si “Trini” era cunera cuando se presentó en Madrid o ahora que lo hace en Málaga. El caso es que en su primer acto público tras ser nombrada candidata socialista por Málaga ha prometido apoyar todas las obras que “sean en beneficio de los ciudadanos madrileños, que es lo que nos toca”.

Ups. Confusión normal en su caso. Un lapsus que sus compañeros le hicieron notar y que ella corrigió inmediatamente, para decir “malagueños”. “Es lo que nos toca”. Un comentario que comprenderá perfectamente, seguro, Rubalcaba, experto cunero y diputado por Toledo, Madrid, Cantabria y Cádiz desde 1993.

En Twitter: @Marianocalleja

Compartir

ABC.es

Blog El Escritorio © DIARIO ABC, S.L. 2011

Este Blog tiene su origen en la mismísima M-30 del Congreso de los Diputados, como se conoce el pasillo de circunvalación del Hemiciclo. Desde ahí surgieron las primeras contracrónicas parlamentarias... Más sobre «Blog El Escritorio»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031