La derrota de las encuestas

Publicado por el May 26, 2014

Compartir

Cuando a las once de la noche se conocieron los resultados de las elecciones europeas en España, casi con el cien por cien del voto escrutado, más de uno se frotaría los ojos incrédulo y volvería a leer los datos: lo harían en el PP, que se llevaron un tortazo monumental (y si no lo ven, tienen un problema serio); también lo haría el PSOE, que esperaba ganar y resulta que se queda al borde de la liquidación total; también Podemos, una de las sorpresas políticas del año, que logró más de un millón de votos; y por último sentirían cierta preocupación, o eso espero, los que han hecho encuestas en este país y no han logrado reflejar la caída brutal del PP y el PSOE y el nivel de indignación de los ciudadanos que han votado en bloque a la izquierda más radical y a otros partidos nacidos en el hartazgo hacia los políticos.

Justo antes de empezar la campaña, el CIS daba al PP hasta 21 escaños (cinco más de los obtenidos), y al PSOE entre 18 y 19 (se quedó con 14). Acertó en que ganaba el PP, y punto final. Pero lo importante ni lo olió. El castigo al bipartidismo quedó edulcorado. Y no solo por el CIS, sino por la mayoría de encuestas que se han hecho en los últimos meses en España.

Respecto a la irrupción espectacular de Podemos, nadie fue capaz de preverlo. El CIS le otorgaba un escaño. Y se acabó. La formación de Pablo Iglesias ha sumado cinco. De uno a cinco va una advertencia seria para los grandes partidos, un fenómeno nuevo en este país, un hecho político y social que no debe ningunearse porque está ahí, llamando con fuerza a la puerta y dispuesto a seguir avanzando en las elecciones autonómicas y locales. Y nadie lo vio venir, ninguna encuesta lo previó de la manera en que finalmente se ha producido.

Muchas encuestas. Demasiadas. Y el problema quizás es que nos tomamos demasiado en serio lo que al final no deja de ser un “juego de cocina” en el laboratorio de los sociólogos. Cruzan unos datos aquí y allá, introducen una valoración personal, algo que llaman intuición… y llegan a una estimación de voto. Si aciertan, porque a veces suena la flauta, son los mejores. Si fallan, es que la campaña ha sido imprevisible y al final todo puede pasar.

Mejor sería empezar dar al aluvión de encuestas la importancia que tienen, y fiarnos más del pulso de la calle: suele fallar bastante menos que los análisis de laboratorio.

Compartir

ABC.es

Blog El Escritorio © DIARIO ABC, S.L. 2014

Este Blog tiene su origen en la mismísima M-30 del Congreso de los Diputados, como se conoce el pasillo de circunvalación del Hemiciclo. Desde ahí surgieron las primeras contracrónicas parlamentarias... Más sobre «Blog El Escritorio»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31