España y su estado de ánimo

Publicado por el Apr 8, 2013

Compartir

Decía Zapatero que la economía no es solo dinero, es un estado de ánimo, y muchos se mofaron de él. No lo sé. Lo que sí sé, porque hay datos estadísticos que tengo en la mano, es que España es ahora mismo un país pesimista, muy pesimista, cada vez más pesimista. Luego, si Zapatero tuviera razón, con ese estado de ánimo es materialmente imposible que la economía vaya bien en nuestro país. Así que hay que animarse, mirar el futuro con algo de optimismo y tratar de sonreír. A ver si con esos influjos la cosa mejora algo el año que viene.

De regreso del Palacio de La Moncloa traigo anotadas en el cuaderno unas declaraciones de Mariano Rajoy que al menos han sonado bien: el presidente confirma una y otra vez que el año que viene, en 2014, habrá crecimiento económico en España y creación de empleo. Sí o sí. Lo dice y lo repite con absoluta seguridad, como para tratar de contagiar algo del optimismo que falta por todas partes.

De momento, el presidente del Gobierno no parece tener mucha influencia a la hora de transmitir un estado de ánimo positivo. Horas antes de que volviera con su mensaje optimista se hacía público el último barómetro del CIS, que se realizó a primeros de marzo. Y lo que refleja es un pesimismo atroz, contundente, sin matices. Es lo que hay.

Veamos los datos. El 92,4 por ciento de los españoles califican de mala o muy mala la situación económica. Algo que es perfectamente comprensible. En 2010, cuando la situación no era desde luego mejor, los que pensaban así eran el 76,8 por ciento. Aún quedaba un rastro de optimismo, quizás contagiado por el sonriente Zapatero de entonces.

¿Y cómo cree que estaremos dentro de un año? La pregunta tiene miga, porque en su respuesta es donde se aprecia el estado de ánimo real de una sociedad, su optimismo o su pesimismo. La respuesta no puede ser más desoladora, la verdad: solo el 15,6 por ciento cree que en 2014 estaremos mejor. Por mucho que lo diga el presidente del Gobierno, no le cree casi nadie. Así están las cosas. En marzo de 2010, los optimistas, o los ilusos habría que decir, que pensaban que un año después estaríamos mejor que ahora eran el 21,1 por ciento.

Esto es lo que tenemos. Las previsiones, es cierto, indican un tímido crecimiento en 2014. Pero nos lo tenemos que creer y, lo más importante, deberíamos actuar como si nos lo creyésemos. Y para ello hace falta que los que dirigen todo esto, es decir el Gobierno, transmita confianza y se pueda creer realmente en lo que dice. Un nuevo fallo en sus optimistas previsiones sería, sencillamente, desastroso.

 

Compartir

ABC.es

Blog El Escritorio © DIARIO ABC, S.L. 2013

Este Blog tiene su origen en la mismísima M-30 del Congreso de los Diputados, como se conoce el pasillo de circunvalación del Hemiciclo. Desde ahí surgieron las primeras contracrónicas parlamentarias... Más sobre «Blog El Escritorio»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31