¿Es un privilegio ser aforado?

Publicado por el Feb 9, 2016

Compartir

Es demasiado fácil. Resulta que Rita Barberá es miembro de la Diputación Permanente del Senado, y el titular de algunos sale solo: “El PP blinda a Rita Barberá”, supuestamente para esquivar la acción de la Justicia. A partir de ahí, la idea se extiende por todas partes, algunas televisiones repican el titular y ya está el lío montado. La conclusión de todos ellos es que Mariano Rajoy vuelve a demostrar que no quiere luchar contra la corrupción. Y se acabó. Para qué van a ser más precisos y rigurosos, o para qué van a estropear un llamativo titular.

Ocurre que, a menudo, la realidad no tiene nada que ver con los titulares de algunos. Es el caso. Primero, porque estar en la Diputación Permanente no blinda ante nada, y menos ante la Justicia. Al contrario, supone que una persona sigue estando en el disparadero nacional. Segundo, porque ser aforado no supone que la Justicia ejerza menos control, sino al revés. Y tercero, porque está por ver que el aforamiento sea un privilegio. En este punto hay opiniones para todos los gustos. Que cada cual saque su conclusión.

Un aforado es una persona que, por ejercer un cargo público o por su profesión, tiene el derecho, en caso de ser imputado por un delito, de ser juzgado por un tribunal distinto al que correspondería a un ciudadano normal. Es decir, no evita ser imputado o investigado. No se blinda, por tanto, frente a la Justicia.

La razón aducida normalmente es evitar las presiones políticas a las que puede verse sometido un tribunal ordinario cuando juzga a un cargo público de responsabilidad. Se entiende que un tribunal superior es más ajeno a estas presiones.

¿Es un privilegio? Algunos creen que sí supone un privilegio, ya que estos cargos no son juzgados por los mismos tribunales que un ciudadano común.   En cambio, los que lo defienden recuerdan que los aforados, al ser juzgados directamente por un tribunal superior, pierden el derecho que tienen todos los ciudadanos a recurrir ante un tribunal superior en caso de que el veredicto del juzgado de primera instancia le haya sido desfavorable.

En el caso concreto de Rita Barberá, si la exalcaldesa de Valencia resulta imputada, ahora investigada, su caso pasaría inmediatamente al Tribunal Supremo. Ni existe blindaje, ni Barberá queda libre de ser investigada por supuesta corrupción.

Compartir

ABC.es

Blog El Escritorio © DIARIO ABC, S.L. 2016

Este Blog tiene su origen en la mismísima M-30 del Congreso de los Diputados, como se conoce el pasillo de circunvalación del Hemiciclo. Desde ahí surgieron las primeras contracrónicas parlamentarias... Más sobre «Blog El Escritorio»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031