El PSOE se lía con el aforamiento

Publicado por el Jun 24, 2014

Compartir

 

No son tiempos para la abstención. Por muy débil que se encuentre un partido político, por mucha división interna que tenga, debe tomar una posición clara ante asuntos de interés público, de interés de Estado, ante debates que están en la calle y que afectan a España. Por eso, la anunciada abstención del PSOE ante el aforamiento del Rey Don Juan Carlos es un síntoma de confusión interna y de falta de liderazgo,  incluso de temor hacia sus bases.

Vamos por partes. A día de hoy, los diputados y senadores tienen una protección jurídica especial, recogida en el artículo 71 de la Constitución:

  1. Los Diputados y Senadores gozarán de inviolabilidad por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones.

  2. Durante el período de su mandato los Diputados y Senadores gozarán asimismo de inmunidad y sólo podrán ser detenidos en caso de flagrante delito. No podrán ser inculpados ni procesados sin la previa autorización de la Cámara respectiva.

  3. En las causas contra Diputados y Senadores será competente la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

 

El presidente del Gobierno, los ministros y la cúpula judicial también son aforados, según la legislación. Asimismo, “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”, según el artículo 56.3.

El pasado 4 de abril, el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial,  para incluir en la lista de aforados “al Rey consorte, al consorte de la Reina, y al Príncipe y su consorte”. El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, explicó entonces que era una “disfunción” que un ministro fuera aforado, y el Príncipe, no. Añadió que el aforamiento “no es un privilegio” para el aforado, sino “un instrumento para aumentar la seguridad jurídica sobre personas que el legislador entiende que deben ser objeto de una tutela”. Es evidente que no se previó entonces la abdicación de Don Juan Carlos, y la situación en la que quedaba tras la sucesión monárquica.

Hasta parece todo bastante lógico. Lo que no lo es tanto es que un grupo parlamentario, como el Socialista, que defiende sus privilegios, porque yo entiendo que lo son, y hay que reconocerlo, no apoye el aforamiento de quien ha sido Jefe de Estado durante casi 40 años. A eso se llama hipocresía. Pero también oportunismo.

Compartir

ABC.es

Blog El Escritorio © DIARIO ABC, S.L. 2014

Este Blog tiene su origen en la mismísima M-30 del Congreso de los Diputados, como se conoce el pasillo de circunvalación del Hemiciclo. Desde ahí surgieron las primeras contracrónicas parlamentarias... Más sobre «Blog El Escritorio»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31