Baldoví, el único listo del Congreso

Publicado por el Mar 14, 2012

Compartir

Hay un diputado que pone especialmente nervioso a Mariano Rajoy cada vez que habla en el Pleno. Desde el primer día, en el debate de investidura, se vio que ese duelo iba a dar mucho juego en la legislatura. En aquella ocasión, el todavía candidato a la Presidencia del Gobierno soltó a Joan Baldoví, de Equo-Compromís, esta parrafada sin desperdicio:

“Usted ha hablado de democracia y ha dicho algo que también merece un comentario. Ha dicho que se dio cuenta de la grandeza de la democracia, que conoció la grandeza de la democracia —fue la expresión exacta que utilizó— cuando una persona sencilla de un pueblo, como usted, entró en esta Cámara. Oiga, ¿y qué se cree, que todos los que están aquí descienden de la pata del Cid? (Risas.—Aplausos.) Yo no, desde luego. ¿Qué cree usted que es la democracia? ¿Qué cree usted que es la democracia? ¿Quién cree que ha estado aquí en los últimos treinta años? Las personas que han querido los ciudadanos españoles: los de Valencia, los de Galicia, los de Madrid y los de Cataluña. La democracia no la ha inventando usted, señor Baldoví. ¿Vale? (Risas.—Aplausos.)”

Baldoví se puso rojo. Como un tomate. Era su estreno como diputado, y resultó casi humillante. Algunos podían pensar que recogería sus cosas, se marcharía a casa y no volvería más. Pero no. Ahí está, ofreciéndonos momentos únicos.

Esta semana, en el Pleno del Congreso, el diputado de Compromís, en el Grupo Mixto, ha conseguido de nuevo sacar a relucir el Rajoy menos paciente, en el debate sobre el último Consejo Europeo. Su intervención, la de Baldoví, fue sosa, pero desde aquello de “la pata del Cid” ya se sabe que no va a ser indiferente. Y Rajoy, esa es la verdad, le demuestra su desprecio siempre que tiene ocasión.

“Nos habla usted de que todas estas medidas son necesarias por la herencia recibida, como si el PP no hubiera gobernado en el País Valenciano o en ayuntamientos como Madrid y Valencia y no hubiera generado déficit. Ustedes son corresponsables también de ese déficit”, señaló Baldoví.

Pero yo creo que Rajoy explotó definitivamente cuando el diputado de Compromís defendió “la pancarta” como protesta. “Defenderemos otras políticas aquí en el Parlamento. También, aunque no le guste, legítimamente en la calle, detrás de una pancarta. También el día 29, pro nuestra dignidad, por la dignidad de las personas”.

Y Rajoy lo machacó desde la tribuna:

“Al señor representante de Compromís, realmente no tengo nada que decirle: todo está mal, Europa, España, el mundo… Todo lo hacemos mal, todas nuestras recetas son equivocadas, el único listo que hay aquí es usted, así que, si tiene a bien ayudarme, yo se lo agradezco…”

Baldoví sonrió y se quitó la chaqueta, seguramente acalorado de nuevo por la respuesta del presidente del Gobierno. La izquierda salió rápidamente en su defensa. Pero ya era tarde. Rajoy recomendó sentido del humor, espíritu deportivo, tolerancia y democracia. No vendría mal buenas dosis de eso a todos en este Parlamento.

Compartir

ABC.es

Blog El Escritorio © DIARIO ABC, S.L. 2012

Este Blog tiene su origen en la mismísima M-30 del Congreso de los Diputados, como se conoce el pasillo de circunvalación del Hemiciclo. Desde ahí surgieron las primeras contracrónicas parlamentarias... Más sobre «Blog El Escritorio»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31