Aquel talante de Zapatero

Publicado por el nov 19, 2010

Compartir

Ha pasado desapercibido, pero en algunos escaños del Congreso sentó como una puñalada. En concreto, en los bancos del Grupo Mixto, y más en particular, en los dos que ocupan los diputados del Bloque Nacionalista Gallego (BNG), primeros socios del Gobierno de Zapatero esta legislatura, que se pasaron a la oposición cuando el PP ganó las elecciones en Galicia, en marzo de 2009.

El presidente Zapatero se pasó una hora hablando en su primera intervención durante el debate sobre el desempleo. Sesenta minutos, de los que apenas 10 o 15 los dedicó exclusivamente al problema del paro. Luego fue el turno de los portavoces parlamentarios, y a continuación Zapatero volvió a tomar la palabra para contestar a todos. Otros sesenta minutos para no dejar escapar ni el más mínimo comentario de los portavoces, ni la más mínima crítica.

Zapatero es un presidente especialmente susceptible. Toma nota de todos los comentarios que se le hacen, incluso los más insignificantes o superficiales, y luego siempre responde. Aprovecha que él no tiene límite de tiempo y entra a todos los trapos. A todos, aunque a veces parezca incluso infantil. Al final, apenas habló de paro, y se centró más en el regate corto con los portavoces sobre las cuestiones más inverosímiles. Los espectadores, sobre todo los parados, debían de alucinar en sus casas con esas discusiones de patio de colegio, mientras su problema sigue sin resolver.

A lo que íbamos. Zapatero respondió a todos y cada uno de los portavoces… excepto a uno. El representante del BNG, antiguo socio y hoy en la oposición, fue ignorado por el presidente del Gobierno, que directamente pasó de él. Ni una mención, ni un comentario, ni una consideración. Replicó hasta a Rosa Díez, quien ya sufrió la indiferencia presidencial al principio de la legislatura. También respondió a Carlos Salvador y a Uxue Barkos, que se representan a sí mismos porque son los únicos diputados de sus partidos (UPN y Na-Bai). Pero al BNG, ni media palabra.

Lo curioso es que no es la primera vez. En cada debate ocurre lo mismo. Zapatero habla y habla, responde a todos y sobre todo, pero se “olvida” del BNG. En otras ocasiones, el portavoz nacionalista gallego, Francisco Jorquera, se quejaba en su segundo turno de la descortesía de Zapatero, quien aprovechaba su última intervención para acordarse de pronto del BNG. Siempre era lo mismo, hasta este último debate.

Zapatero ignoró por completo a su antiguo socio, pero Jorquera esta vez no se lo reprochó. Simplemente, esperó a que el presidente del Gobierno subiera a la tribuna en su último turno de palabra, se levantó de su escaño, y muy despacio cruzó el hemiciclo, pasó por delante de él, le miró a los ojos de forma desafiante, y con una mano en el bolsillo y la cabeza bien alta salió mientras el jefe del Ejecutivo seguía hablando.

Así cuida Zapatero su relación con la izquierda parlamentaria, mientras reparte con generosidad elogios y sonrisas al PNV y Coalición Canaria, sus muletas hasta las próximas elecciones generales. ¿Dónde se quedó el talante?

Compartir

ABC.es

Blog El Escritorio © DIARIO ABC, S.L. 2010

Este Blog tiene su origen en la mismísima M-30 del Congreso de los Diputados, como se conoce el pasillo de circunvalación del Hemiciclo. Desde ahí surgieron las primeras contracrónicas parlamentarias... Más sobre «Blog El Escritorio»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031