La doble cara de Pablo Iglesias

Publicado por el jun 24, 2016

Compartir

El diputado Freddy Guevara, presidente de la Comisión Permanente de Contraloría (control de cuentas) de la Asamblea Nacional, acusa de inmoral a Pablo Iglesias, que  fue citado junto a otros representantes de Podemos,  a comparecer en Caracas el próximo 6 de julio para que rinda cuenta de cómo se lucraron con fondos públicos de Venezuela por más de 7 millones de euros.

Las asesorías que ofrecieron Iglesias y sus camaradas a Hugo Chávez y Nicolás Maduro por la exagerada suma de dinero que recibieron los hacen cómplices y corresponsables de la profunda crisis que agobia a los venezolanos. Los representantes de Podemos ahora sienten “verguenza” por los chavistas y hasta se cuidan de no mostrar mucha afinidad para no perder votos en España. Pero a lo que baje el telón electoral volverán a mostrar su verdadero rostro autoritario, populista y arrogante de la nueva casta emergente.

Freddy Guevara

Freddy Guevara

Freddy Guevara es un joven periodista y político, coordinador nacional adjunto de Voluntad Popular, fundado por Lepoldo López. Hemos querido publicar su carta completa.

Carta pública a Pablo Iglesias

Caracas, Venezuela. 24 de junio de 2016

Señor Pablo Iglesias Turrión:

Me he tomado la libertad de dirigirle estas líneas a raíz de la respuesta que tanto usted, como la organización política que representa, ha emitido sobre la investigación que desde la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional de Venezuela, la cual presido actualmente, ha iniciado acerca del presunto financiamiento recibido de parte de la administración del ex presidente venezolano Hugo Chávez.

Le confieso que he visto y leído su respuesta, y estoy preocupado. Me inquieta la ligereza con la que ha pretendido desestimar la referida investigación, y al respecto me permito explicar las razones de mi preocupación.

En primer lugar, le aclaro que el procedimiento en cuestión no es iniciativa de un grupo de partidos políticos, como peyorativamente usted ha querido descalificarnos. La investigación es iniciativa, competencia y facultad de la Asamblea Nacional, titular del Poder Legislativo, y por ende, uno de los Poderes Públicos de la República, consagrados en la Constitución de nuestro país. Este Poder Legislativo, del cual formo parte, nos hace tan representantes del pueblo de Venezuela como lo es usted del pueblo de España, considerando además que las fuerzas políticas que integramos la Unidad Democrática obtuvimos la mayoría calificada el pasado 6 de diciembre de 2015, a pesar de todo el abuso de poder, la intimidación y demás tácticas antidemocráticas ejercidas por un gobierno que se sabe perdido, y del cual, por cierto, usted se ha declarado simpatizante.

En segundo término, resulta alarmante que califique de “ridícula” la intención de este Poder Legislativo soberano de conocer el paradero de los fondos públicos de nuestro país, especialmente en momentos en los que Venezuela atraviesa por una crisis humanitaria sin precedentes en nuestra historia, en particular por causa de una cúpula corrupta y dictatorial que dilapidó los recursos para alimentos y medicinas, mientras se llenaba la boca al hablar en nombre de los pobres. Esa conducta solo demuestra complicidad. Ridículo es negarse a colaborar con una investigación si no se tiene nada que ocultar. El que no la debe no la teme.

En tercer lugar, resulta un tanto incongruente que usted, señor Iglesias, pretenda convertirse en bandera de la anticorrupción en su país, mientras se niega a prestar colaboración en una investigación que busca conocer el destino real de fondos públicos. Además de incoherente, es inmoral que solamente se critique la corrupción ajena. Y ambos sabemos que en política, la moral lo es todo. Usted aspira a convertirse en el Jefe de Gobierno de España; qué oportunidad tan grande tiene de rendir cuentas y ser transparente con sus conciudadanos antes de someterse a la voluntad popular.

Finalmente, quisiera recordarle que el deber de quienes nos dedicamos a ejercer el oficio de la política, de la cosa pública, radica precisamente en los destinatarios de lo público, que son los ciudadanos. Ellos son y deben ser el centro de la acción política, no para ser utilizados como medios pragmáticos de popularidad que se traduzcan en votos, sino, más importante aún, para ser vigilantes de nuestras acciones. Es por eso que nuestra responsabilidad es aún mayor con aquellos que no nos favorecen con su apoyo en las urnas, quienes ejercen un escrutinio permanente de nuestra labor, indispensable para el ejercicio de una verdadera democracia.

El factor más importante de esa relación entre los políticos y los ciudadanos es la verdad. Y la verdad es absoluta; no admite medias tintas para adecuarse a las conveniencias del poder. Como lo dijo John F. Kennedy: “En la política es como en las matemáticas: todo lo que no es totalmente correcto, está mal.”

Atentamente,

Diputado Freddy Guevara Cortez

Asamblea Nacional

República Bolivariana de Venezuela

 

Compartir

ABC.es

El bochinche venezolano © DIARIO ABC, S.L. 2016

Me interesan las cosas insólitas, sorprendentes y absurdas que ocurren en un país en constante ebullición y transformación donde no hay espacio para el hastío. Más sobre «El bochinche venezolano»

Páginas

Categorías
Etiquetas
Archivos
Categorías
Twitter
Calendario
junio 2016
L M X J V S D
« may   jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Adsense