Nostalgia canina

Publicado por el ene 29, 2014

Compartir

Una de las (escasas) desventajas de haberme ido del país es haberme visto obligada a, espero que de forma temporal, separarme de mi familia... y de mis perras. El simple hecho de acordarme de ellas, me provoca una tristeza mortal e, incluso sabiendo que están perfectamente cuidadas y recibiendo noticias de ellas a todas horas, tengo la certeza de que mi vida ahora -por primera vez sin un perro a mi lado en 20 años- es, en ese sentido, infinitamente peor de lo que era antes.

Echo de menos abrazarlas, jugar con ellas, darles su medicación, cuidarlas, limpiarles las orejas, meterlas en la bañera, darles de comer, salir juntas de paseo, dormir la siesta en el mismo sofá....  Sin embargo, no es una nostalgia correspondida: mis perras no dan muestra alguna de estar echándome de menos. Ni siquiera Prechel, que es mi niña bonita. Las únicas demostraciones de depresión canina que podría identificar en ella -la inapetencia y la necesidad de más horas de sueño- son también síntomas de su vejez (hoy ha cumplido 12 años), por lo que no podría asegurar que yo tenga algo que ver con eso. Además, la bienvenida que me dieron cuando me reencontré con ellas después de una primera ausencia de dos meses, fue la misma que la que me darían si no me hubiesen visto en un breve fin de semana.

Pero, ¿por qué hay perros que sufren la ausencia de sus dueños y a otros les da exactamente igual? He estado intentando averiguar la respuesta leyendo sobre el tema pero no he conseguido sacar ninguna conclusión científica. Para empezar, los expertos ni siquiera se ponen de acuerdo sobre la percepción del tiempo que tienen los perros, aunque me quedo con la teoría de Rehn y Kiling que, en 2011, llegaron a la conclusión de que, después de 2 horas, los perros recibían a sus dueños con mayor intensidad que cuando sólo se ausentaban media hora. Y, sin embargo, no apreciaron ninguna diferencia entre el saludo que un perro hacía tras estar 2 horas y 4 horas solo. Es decir, puede que los perros sientan la diferencia entre estar solos 30 minutos y 2 horas pero, después de 2 horas, su percepción del tiempo no está clara en absoluto.

Aún así, esta teoría no me convence. Estoy harta de ver en YouTube videos de perros que saltan, aúllan y se comen a besos a sus dueños recién llegados de Afganistán, así que he sacado mis propias conclusiones.

Desde mi punto de vista, cuanto más territorial y protector es un perro, más te echará de menos. Y, por el contrario, los perros con mentalidad más flexible y más amigables con extraños, se adaptarán rápidamente a su vida sin ti sin mayor complicación.

 Encuentros
Remix de reencuentros en YouTube
Mi anterior perro, Mino, cruce de perro de caza extremadamente celoso de todo lo que era suyo, nos "contaba" cada noche y, si faltábamos alguno, se tumbaba en la puerta, bien alerta, a esperar tu llegada. Estoy segura de que si Mino viviese, ahora mismo estaría sufriendo amargamente mi ausencia. Sin embargo, mis perras -Labradores- se adaptan con total facilidad a su vida en el lugar que sea y con quien sea. Si están con sus dueños, bien. Si no, también bien.

En YouTube, los perros que mejores recibimientos hacen son de tipo Terrier, o Molosos, o Collies, razas que suelen estar muy apegadas a sus dueños. Pero esto no se cumple en todos los casos... supongo que no dependerá tanto de la raza como de la propia personalidad de cada perro. Y, por supuesto, también estoy segura de que depende en gran parte del comportamiento de su dueño: a mayor excitación de los humanos que le rodean, mayor ansiedad en el animal.


Pero cada caso es un mundo, y definitivamente hay perros que están más apegados a sus dueños que otros. Algunos sufren ansiedad por separación cada vez que su amo sale por la puerta, y otros esperan, sin ningún estrés, a que vuelva. Y, a mayor apego, mayor sufrimiento por parte del perro, así que, definitivamente, me consuela muchísimo el hecho de que mis perras no me echen de menos al mismo nivel que yo a ellas. 

Prechel y yo, verano 2013




Compartir

ABC.es

Ladrando al mundo © DIARIO ABC, S.L. 2014

El perro no es sólo el animalito que te recibe moviendo el rabo cuando abres la puerta. Es el mejor amigo del hombre por un millón de razones. Con "Ladrando al mundo" quiero dar a conocer... Más sobre «Ladrando al mundo»

Categorías
Etiquetas
enero 2014
L M X J V S D
« dic   feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031