El tamaño importa

Publicado por el Jul 2, 2013

Compartir

En Pekín, las familias con perro andan horrorizadas. Y no es para menos: desde este mes, tener un perro grande en la ciudad está más perseguido por la ley que nunca. La normativa no es nueva, pero las autoridades se han puesto serias y la policía ha comenzado a confiscar a todo perro grande que ven.  ¿Y a qué llamamos grande? A cualquiera con una altura superior a 35 cm en la cruz. Por ejemplo, el estándar del Beagle establece que su altura puede ir de 33 a 40cm, por lo que incluso algunos ejemplares altos de esta raza son, a día de hoy, ilegales en Pekín.

Beagle

Beagle

Hay muchísimas razas afectadas por esta persecución: Labradores, Dálmatas, Pastores alemanes, Collies, Bulldogs… no se ha tenido en cuenta el carácter, sólo el tamaño, para decidir que esos perros pueden ser peligrosos para la sociedad.

El procedimiento es propio de película de miedo: la policía puede confiscarte a tu perro en cualquier momento, del día o de la noche, en tu casa o en el parque.  Los ciudadanos de la capital china no paran de llamar al Servicio Veterinario Internacional, desesperados y temerosos no sólo de pagar la correspondiente multa (que asciende al equivalente de 1.200 euros si se trata de una empresa la propietaria del perro grande y  algo más de 600 si se trata de un propietario particular) sino de perder a su perro para siempre. 

Denuncian que se están llevando a los perros grandes y también a todos aquellos pequeños cuyos dueños no puedan demostrar tener la licencia en vigor (que requiere un montón de papeleo, la aprobación del vecindario y cuesta entre 60 y 125 euros). Una vez confiscados, no vuelven jamás.  Muchas familias están enviando a sus perros al campo, para garantizar su supervivencia, ya que incluso se han colocado carteles que animan a los ciudadanos a denunciar la existencia de un perro grande en su entorno. Nadie se fía de nadie, muchos perros están ahora mismo confinados a apartamentos y salen rápidamente a hacer sus necesidades sólo en mitad de la noche, con tal de sobrevivir.

Cartel de "Se busca" chino

Cartel de “Se busca” chino

No se puede decir que el Gobierno chino sea muy amigo de las mascotas, ya que históricamente el comunismo rechazaba la idea de tener perros como animales domésticos y en muchas zonas del país aún se come carne de este animal. Además, existe también una ley que limita a uno el número de perros máximo por familia, basándose en que la enfermedad de la rabia aún no está erradicada en su sociedad y, sólo en la capital, hubo 13 muertes por esta causa el año pasado.

Las leyes son estrictas desde hace ya tiempo, pero esta pesadilla para los dueños de perros grandes ha llegado hasta límites insospechados.

 

 

Compartir

ABC.es

Ladrando al mundo © DIARIO ABC, S.L. 2013

El perro no es sólo el animalito que te recibe moviendo el rabo cuando abres la puerta. Es el mejor amigo del hombre por un millón de razones. Con "Ladrando al mundo" quiero dar a conocer... Más sobre «Ladrando al mundo»

Categorías
Etiquetas
julio 2013
M T W T F S S
« Jun   Aug »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031