La vergüenza de Messina

Publicado por el mar 4, 2011

Compartir

messina(1).jpg

La cara de Etore Messina saliendo a la rueda de prensa posterior al partido con el Montepaschi lo decía todo. No hacía falta que dijera nada. De hecho, por segunda vez en la temporada (la otra fue en Charleroi), el técnico se pasó buena parte del partido sentado en la banda, sin gesticular. Sin hablar. Simplemente asistiendo al lamentable espectáculo que estaban ofreciendo sus jugadores. Era la vergüenza de Messina.

Vaya por delante que el Real Madrid llegaba al choque contra el Montepaschi con los deberes hechos. Había ganado los cinco partidos anteriores del Top 16 dentro de un grupo muy complicado (con Partizán, Efes Pilsen y el Siena) y lo había hecho con cierta autoridad, ganando en canchas donde nadie lo había hecho antes. Pero de ahí a salir con la actitud con la que lo hicieron los jugadores blancos va un trecho.

Sin intensidad ninguna, el Montepaschi manejó el partido a su antojo desde el minuto uno. Los poco más de 4.000 valientes que se acercaron a la Caja Mágica acabaron pitando a su equipo, que sólo entonces reaccionó tímidamente para tratar de maquillar un resultado que, mediado el tercer cuarto, empezaba a ser escandaloso. El cabreo de Messina, en la banda, apenas daba para realizar los cambios. Culpa compartida, por no haber sabido motivar a sus jugadores para un encuentro como este.

Al final del choque, con el 77-95 en el electrónico, había poco que decir. Eso, o que no quería decir lo que realmente pensaba, porque el técnico italiano se limitó a salir a la rueda de prensa para pedir perdón a los aficionados. “Sólo puedo pedir disculpas. No puede pasar esto. No se puede jugar un partido tan mal. Es muy difícil aceptar esto, sobre todo por la gente que se ha molestado en venir hasta aquí para animarnos”, se limitó a decir, antes de levantarse de la silla. No hubo más. Sobraban las palabras. Era momento para la reflexión individual antes de que llegue la parte más importante de la temporada, donde se deciden los títulos. Ahí es donde habrá que ver si esto ha sido un tropiezo puntual o tiene consecuencias más graves.

Compartir

ABC.es

Pasando por el aro © DIARIO ABC, S.L. 2011

El baloncesto es magia. Una mezcla de emociones difícil de superar. Aquí trataré de transmitir la pasión que siento por un deporte que te atrapa desde el primer momento... Más sobre «Pasando por el aro»

Por aquí pasamos por el aro

La entrada más popular

Mucho más que Nowitzki

107... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
enero 2017
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031