La lágrima perenne de Stoudemire

Publicado por el feb 15, 2012

Compartir

amare_tear.jpg

Hace algo más de una semana Stoudemire recibía la noticia de la muerte de su hermano Hazell. Un accidente de tráfico le había sesgado la vida de golpe a los 35 años. Un mazazo para el jugador de los Knicks, que anoche regresó a la competición tras varios días ausente.

Hazell era una de las debilidades de Amar’e. Su carácter díscolo y rebelde (había sido detenido 22 veces antes de su muerte) había despertado el instinto protector en el pívot de la NBA, que trató sin éxito de alejarle de los problemas.

Tras el multitudinario funeral celebrado en Florida, el jugador de los Knicks se hizo tatuar una lágrima bajo su ojo derecho. Un homenaje a su hermano que le acompañará por siempre. “Siempre estaré llorando por dentro”, aseguraba el jugador tras su reaparición en Toronto, donde los Knicks ganaron a los Raptors.

La muerte de Hazell fue un golpe muy duro para Stoudemire, según reconocía Mike D’Antoni, en una temporada que no está siendo fácil para el conjunto de Nueva York ni para el pívot.

Compartir

ABC.es

Pasando por el aro © DIARIO ABC, S.L. 2012

El baloncesto es magia. Una mezcla de emociones difícil de superar. Aquí trataré de transmitir la pasión que siento por un deporte que te atrapa desde el primer momento... Más sobre «Pasando por el aro»

Por aquí pasamos por el aro

La entrada más popular

Mucho más que Nowitzki

107... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
enero 2017
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031