El rostro de Rudy se tiñe de blanco

Publicado por el mar 20, 2012

Compartir

rudy_real_madrid_400.jpg

El sueño de Rudy Fernández siempre ha sido triunfar en la NBA. Sabe que le sobra calidad para hacerlo y tras su salida de los Blazers había recobrado la ilusión por conseguirlo. El balear (y otros muchos como Sergio Rodríguez, Batum o, incluso, Brandon Roy) cree que los años que pasó a la sombra de McMillan en Portland fueron un paso atrás en su carrera. Que si hubiera caído en otra franquicia no estaría ahora debatiéndose entre quedarse o irse de la NBA. El despido del técnico la semana pasada fue un pequeño triunfo en medio de la lucha que Rudy mantiene con su futuro. Alegría pasajera que tuvo su contrapunto en la llegada de Wilson Chandler, cuyo fichaje complica su situación en el equipo y le hace pensar más que nunca en su regreso al Real Madrid.

Hasta anoche, Rudy promediaba casi 24 minutos en cancha por partido. En el primer partido de Chandler, y a pesar de la lesión de Gallinari y André Miller, el alero español se quedó en apenas 9, con una aportación testimonial de 5 puntos y 2 asistencias. Puntual o no, lo cierto es que el aterrizaje de Chandler en el equipo obliga a repartir los minutos de los exteriores y, por ahí, Rudy es la quinta opción, por detrás de Gallinari, Affalo, Corey Brewer y el propio Chandler.

La diferencia con su situación en Portland, donde jugaba más minutos pero con el mismo protagonismo marginal, es que en Denver sí es feliz. Ha encontrado un vestuario cosmopolita, con jugadores de varias nacionalidades (Mozgov, Gallinari, Nené, Koufos…) que se ha abierto con él y que le ha integrado enseguida. Además, cuenta con el apoyo de su novia, Helen Lindes, lo que le hace la vida más fácil.

Aún así, los últimos acontecimientos le han hecho replantearse su futuro. Este verano, Rudy será agente libre y podrá elegir su futuro. En España tiene contrato con el Real Madrid y estatus de estrella. Sería el líder de un equipo que ya ha demostrado que va en serio y que puede ganar títulos. En la NBA, sería empezar de nuevo, en Denver (donde podría quedarle sitio si se marcha Gallinari, que también será agente libre) o en cualquier otro sitio. Tanto Herreros como Juan Carlos Sánchez le han mimado durante estos meses. No quieren presionarle, pero sí dejarle claro que entra en sus planes de futuro en el Real Madrid, donde le harían un hueco a pesar de que el “backcourt” madridista está completo.

Queda un mes de regular season en la NBA. Un mes en el que Rudy Fernández tendrá que confirmar lo que ahora mismo piensa (volver al Real Madrid) o dar la vuelta a la situación para seducir a las franquicias de cara al mercado del próximo verano. Si tuviera que apostar, pondría mi dinero sobre el escudo del Real Madrid, donde Rudy sabe que volvería a ser feliz como lo fue en los últimos meses de 2011.

Compartir

ABC.es

Pasando por el aro © DIARIO ABC, S.L. 2012

El baloncesto es magia. Una mezcla de emociones difícil de superar. Aquí trataré de transmitir la pasión que siento por un deporte que te atrapa desde el primer momento... Más sobre «Pasando por el aro»

Por aquí pasamos por el aro

La entrada más popular

Mucho más que Nowitzki

107... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
enero 2017
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031