Érase una vez Donald Trump y un taco…

Publicado por el 6 06UTC mayo 06UTC 2016

Compartir

Estados Unidos aún no ha superado la última hazaña tuitera de Donald Trump. No hay ni una sola voz que no haya entrado a opinar sobre el #tacogate. Las redes sociales continúan ardiendo, las tertulias se baten en duelo y la clase política lanza un suspiro interminable. Y no es para menos.

imageNo se le ocurrió nada mejor a Donald Trump el Cinco de Mayo (fecha históricamente mexicana, pero que solo celebra EEUU) que lanzar un mensaje en twitter comiéndose un “taco bowl”. O haciendo como si estuviera a punto de hacerlo. Su imagen sonriente venía acompañada de un mensaje explosivo: “¡Feliz Cinco de Mayo! Los mejores taco bowls son los del Trump Tower Grill. ¡Amo a los hispanos!”

Sin vergüenza alguna, Trump busca ahora reparar el daño hecho en los últimos meses con sus ataques a la comunidad hispana, consciente de que necesita su voto si quiere ganar en noviembre. Y no duda en aplicar dosis de hipocresía máxima en busca de su objetivo. Primero Trump quiso construir un muro en la frontera con México, después llamó violadores a los inmigrantes y por último quiso deportar a 11 millones de indocumentados. Pero ahora se come un taco en honor al Cinco de Mayo.Y  anadie se le ha pasado por alto la doble moral del asunto. La avalancha de reacciones continúa.

imageMientras las televisiones analizan la “tensión del taco”, sin poder ocultar la media sonrisa…

 

 

Twitter es un pozo sin fondo de respuestas, ira, burlas…

image

 

imageimage

 

 

 

 

 

 

 

Y creatividad.

image

image

 

 

 

 

 

 

El propio Trump ha intentado defenderse, asegurando que “a la gente le encantó” su mensaje. Y el presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, le ha excusado diciendo que “lo está intentando. Honestamente lo está intentando.” Pero muchos compañeros de filas no han podido ocultar su disgusto. “Comerse un taco no va a arreglar el problema que tenemos con los hispanos”, zanjaba el senador Lindsey Graham en CNN.

 

imageLa más contundente, sin embargo, fue Hillary Clinton con una visceral respuesta en twitter. Quien no ha querido entrar en el asunto es el presidente Barack Obama. “Como regla general, yo no presto atención a los tuits de Donald Trump. Y creo que va a seguir siendo así en los próximos seis meses”, contestaba en rueda de prensa con una gran sonrisa. No hacen falta más palabras.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

ABC.es

El balcón de Truman © DIARIO ABC, S.L. 2016

(El histórico añadido de la residencia presidencial, rincón favorito de los Obama en la Casa Blanca, es el privilegiado mirador desde el que los presidentes de Estados Unidos observan Washington al caer la tarde...) Más sobre «El balcón de Truman»

Categorías