La cara de Marco Rubio lo dice todo

Publicado por el 13 13UTC marzo 13UTC 2016

Compartir

 

La campaña electoral estadounidense ha alcanzado un punto de tensión de no retorno. Las protestas en los mitines de Donald Trump, desde Chicago a Kansas City, han agitado el panorama político estos últimos días.  El discurso de la ira se ha convertido en gasolina que ha generado más ira, entre propios y ajenos. Trump pide a sus seguidores que ataquen a quienes protesten en sus eventos; los asistentes a estos mitines levantan la voz y lanzan su dedo índice ante cualquiera que resulte milimétricamente diferente; y los seguidores de rivales políticos se organizan para reventar sus actos, en una espiral sin fin. Que solo acaba de empezar. Nadie descarta que esta tensión ya no tan contenida acabe en más violencia explícita.

Los rivales políticos de Trump han condenado esta espiral de agresividad dialéctica. Todos. Demócratas y republicanos. Pero quizás estos segundos de entrevista a Marco Rubio sean los más reveladores de lo que está ocurriendo. El senador por Florida está cada vez más cerca de la derrota en estas primarias, aplastado por el huracán Trump. La prensa le pregunta si sigue pensando en dar su apoyo al polémico magnate, si finalmente es el nominado del partido. Rubio traga, tuerce la mirada, baja el tono, titubea y sus ojos se tornan vidriosos. “Cada día es más difícil…”, dice. Lejos del poker político, su rostro muestra el gesto de quien quiere hacer lo correcto, pero su estómago le dice que puede acabar haciendo lo que no está bien, en uno de los momentos más humanos de esta larga e imprevisible campaña. Su cara lo dice todo.

 

Compartir

ABC.es

El balcón de Truman © DIARIO ABC, S.L. 2016

(El histórico añadido de la residencia presidencial, rincón favorito de los Obama en la Casa Blanca, es el privilegiado mirador desde el que los presidentes de Estados Unidos observan Washington al caer la tarde...) Más sobre «El balcón de Truman»

Categorías