¿Por qué salen las arrugas?

¿Por qué salen las arrugas?

Publicado por el sep 2, 2014

Compartir

Comienza septiembre y el nuevo curso. Siguiendo más o menos los rituales de siempre, vamos de cabeza a un año más de rutina. Así que es comprensible que se nos ponga mala cara, que frunzamos el ceño y que nos pongamos mohínos. Pero mejor no estrujar la frente con mucha fuerza, no vaya a ser que se nos queden ahí esas «arruguitas» tan personales pero que llevan la cuenta de los septiembres que arrastramos.

Aparte de ser un aderezo estético pegado a la cara, las arrugas son un signo de envejecimiento. Y el envejecimiento es un proceso natural acelerado o ralentizado por la mala o buena vida que le damos a las células del cuerpo. Por eso comer mal, beber alcohol, fumar (en definitiva entrar en contacto o ingerir cualquier sustancia tóxica) y tomar el sol sin protección (lo que hace que la luz se comporte como una «sustancia tóxica») , envejece la piel y favorece que aparezcan arrugas, manchas e imperfecciones. Y si no nos importa demasiado el aspecto de la piel, quizás nos interese saber que el envejecimiento se produce en primer término por las mismas causas que el cáncer.

Hablamos con una investigadora de melanoma (el cáncer de piel más agresivo y peligroso), acerca del envejecimiento y el cáncer. También con una médica estética que trata todo tipo de imperfecciones cutáneas y, por último, con el doctor Tomás Linares. Es médico en la Clínica Menorca y es cirujano desde el ochenta. Así que sin más, os dejo con él para que os hable de las arrugas:

Tomás Linares

Tomás Linares

P-¿Por qué se producen las arrugas?  

Las arrugas se producen a causa de la flacidez de la piel. Por un lado, cuando el hueso madura después de la pubertad, pierde volumen y líquido y el colágeno se sustituye por tejido calcificado. Como resultado pierde elasticidad y se hace más rígido y frágil. Por otro lado, los tendones y tegumentos disminuyen su tensión y aumenta la flacidez de los tejidos. Por todo eso se forman los surcos y las arrugas y por eso los ancianos tienen esos perfiles tan característicos.

P-¿Qué factores influyen en su aparición?

Dentro de todo eso entran a jugar varios factores. La exposición prolongada al sol, los cambios bruscos de peso,  hábitos como el alcoholismo, las drogas o la mala nutrición. Y también la genética individual de cada persona. O sea, que dentro de todo eso hay cosas que podemos evitar y otras que no. Y siempre hay tratamientos que pueden retrasar la aparición de las arrugas.

P-¿Cómo se combaten?

Se pueden realizar bioplastias para infiltrar ácido hialurónico o productos estimulantes de colágeno, aplicar tensores de piel, usar cremas tensoactivas o inyectar bótox para relajar la musculatura. En cada caso, el médico estudia el tratamiento más conveniente, y de hecho no hay uno general para todas las personas.

Los más sencillos se centran en estimular la producción de colágeno endógeno, favoreciendo el crecimiento de la piel con «peelings» o suministrando vitaminas, por ejemplo. Esto es muy importante porque en la piel hay fibras elásticas y colágenas. Nosotros podemos recuperar las colágenas y así parte de la tonicidad de la piel.

Pero no se pueden recuperar las fibras elásticas. Por eso por ejemplo, cuando nos hacemos un corte nos queda una cicatriz, porque se rellena «el hueco» con fibras colágenas, o por eso aparecen estrías. Es como cuando se  hace una carrera en unas medias de lycra, queda una huella.

P-¿También con cirugía?

Solo a veces se recurre a la cirugía. Lo más general es hacer un «lifting», que no es estirar la piel, sino combatir la flacidez de los tendones. Se acorta el envoltorio de la musculatura superficial y se consigue elevar la piel y la musculatura, después de que el tejido ha perdido su sujeción con el hueso.

 P-¿Se puede decir que las palmas de las manos tienen arrugas?

No son arrugas. Son pliegues que se forman por el movimiento de la mano, al igual que pasa en las articulaciones del codo y la rodilla para conseguir el efecto bisagra.

Tampoco son arrugas las que aparecen en la frente y que dependen de la expresión y de la actividad de los músculos corrugadores, sobre todo en personas que no ven muy bien.  Se trata de signos de expresión, y son las que aparecen también cuando nos reímos pero que no se mantienen. Hay otras que sí permanecen y que se tratan con bótox, para producir la parálisis selectiva de ciertos músculos para que esos signos no sean visibles.

P-¿En los últimos años se aprecia más la belleza de la arruga y la madurez o por el contrario se sigue mirando hacia la juventud?

Cada vez hay más gente preocupada por la juventud exterior, cada vez hay más gente que va al gimnasio y que se cuida más. En los hombres ha aparecido el concepto de «metrosexual»… Hay una tendencia a llevar las arrugas con más satisfacción, en ciertas personas, pero si fuésemos adoradores de las arrugas no tendríamos tantos pacientes.

 P-¿Cuáles son las intervenciones más demandadas?

Liposucciones, implantes de mamas y tratamientos en párpados y en nariz. Entre las menos comunes, el aumento de glúteos y el aumento de pectorales… El hombre no se está quedando atrás.

Compartir

ABC.es

De bacterias y batallas © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un blog de ciencia para darle vueltas a las noticias más importantes y además recoger curiosidades y entrevistas con científicos. De vez en cuando, me gusta hablar de historia, otra de las cosas que me apasiona junto a las bacterias, las estrellas y las galaxias. Más sobre «De bacterias y batallas»

Categorías
Etiquetas
septiembre 2014
L M X J V S D
« ago   oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930