Australia compra austeridad

Australia compra austeridad

Publicado por el jun 11, 2014

Compartir

Conceptos como apretarse el cinturón o vivir por encima de las posibilidades están tan manidos en Europa que el ciudadano medio ni siquiera parpadea al oírlos. Con el tiempo, se han convertido en los equivalentes financieros de los consabidos “dar luz verde” o “la fiesta de la democracia”.

Australia, tan ajena a las turbulencias allende los mares, ha navegado la crisis sin siquiera acariciar la austeridad, ni ninguna de sus expresiones estereotípicas. De hecho, sus dirigentes solo empezaron a mentarlas hace unas semanas, más o menos al mismo tiempo que nuestros líderes políticos vociferaban “recuperación” y lanzaban los sombreros al aire ante la rentabilidad histórica del bono español.

Tras la nueva retórica de los recortes está el gran proyecto del primer ministro Tony Abbott y su fiel escudero, el ministro de Economía, Joe Hockey: conseguir superávit en los presupuestos del Estado.

¿Hacía falta? Se preguntarán. ¿No bastaría con que el Estado gastara lo mismo que recibe?

Abbott y Hockey han hecho oídos sordos a estas y a otras muchas preguntas. En los presupuestos hechos públicos el pasado mes de mayo, el gobierno conservador australiano propone recortes en las subvenciones a la educación, la sanidad, los medios públicos y las pensiones.

Entre otras medidas de candidez incontestable está la de que los menores de 30 años tarden seis meses en cobrar el paro desde que se queden sin trabajo. ¿Por qué? ¿Qué harán durante este tiempo? Pregunten a Tony y a Joe.

El hachazo al gasto público ha sido tan brusco que quienes han protestado más no han sido las entidades sociales o los sindicatos, sino los bancos. Temen, con razón, que las políticas de austeridad empujen a los ciudadanos a quedarse en sus casas a dejar de gastar.

Además, existe el riesgo, no menos grave, de que los recortes lleven a los inversores a creer que la situación económica –crecimiento sostenido y 5.8% de paro- no es tan boyante como indican las cifras.

La respuesta ante el gran misterio -¿por qué tanta austeridad?- se encuentra en la histórica paranoia australiana. Este rincón de mundo no ha vivido una verdadera crisis en décadas y tiende a hundirse en el pánico ante los problemas más nimios.

Claro que quizás sea esa hipersensibilidad ante las crisis más leves la que hace de Australia el país afortunado, el país que dio esquinazo a la crisis.

Compartir

ABC.es

Australia © DIARIO ABC, S.L. 2014

Antípodas es una zambullida a un mundo al revés, una historia continua. El retrato animado de una Australia de contrarios absolutos. Más sobre «Australia»

Calendario

junio 2014
L M X J V S D
« mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Categorías

Categorías
Etiquetas