Tony Abbott y los caballeros de la Australia remota

Tony Abbott y los caballeros de la Australia remota

Publicado por el mar 27, 2014

Compartir

El primer ministro australiano Tony Abbott ha decidido poner fin a la carencia total de épica que padece el país desde su colonización por parte del imperio británico, en 1788.

Abbott ha abordado el problema de forma testaruda y un tanto agresiva, no en vano el primer ministro era boxeador en sus años mozos.

Reconvertido ahora en ciclista de lycra reluciente y sonrisa inquietante, el primer ministro anunció esta semana que Su Majestad la Reina ha aprobado los títulos de Caballeros y Damas del Orden de Australia.

Este reconocimiento se concederá a los australianos de mérito extraordinario y que hayan servido a Australia o a la humanidad en general.

El país ha recibido la idea entre chascarrillos. A las antípodas de su monarca y jefa de Estado –la reina Isabel II- Australia es un país de carácter adolescente: trata con insolencia a su madre, pero el temor y el respeto le impiden marcharse por su cuenta.

Sin embargo, a los líderes australianos del pensamiento crítico se les escapa que quizás lo que Abbott quiere con esta iniciativa vetusta y anacrónica no es un giro conservador a las tradiciones de un pasado ajeno a estas latitudes, sino crear un cuerpo épico capaz de hazañas de la talla de las de Arturo y sus nobles caballeros.

Australia nombrará cuatro nuevos Caballeros y Damas cada año, con lo que es fácil predecir que en unos cuantos años el país habrá montado una Corte con todas las de la ley.

De hecho, se me ocurren pocos lugares mejores para montar un remake de las aventuras de Arturo. El desierto rojizo del Outback, que cubre casi el 90% del país, es el escenario ideal para alojar peripecias de caballeros enamorados y bandoleros sin alma.

En esta extensión de terreno cuya superficie es cercana a la del continente europeo hay suficiente espacio como para que quepan una docena de reinos diferentes, con sus correspondientes castillos, sus caminos, sus bosques y sus bandoleros.

Visto lo visto, no estaría nada mal que lo que Abbott estuviera proponiendo fuera que todos abandonáramos nuestros absurdos puestos de trabajo en los rascacielos del distrito financiero, montáramos a lomos de un noble corcel y nos lanzáramos a recorrer los páramos tostados al galope.

Abbott ha tenido el acierto de entender que Australia pasó demasiado rápido de la condición de país de convictos a la de estirado centro financiero del sureste asiático. Este país necesita un puñado de leyendas de dragones feroces, orgías desenfrenadas en el ala más aislada del castillo  y duelos de espadas en la sombra de la noche.

No dudo que los nuevos Caballeros y Damas de la Orden de Australia cumplirán estas expectativas.

Compartir

ABC.es

Australia © DIARIO ABC, S.L. 2014

Antípodas es una zambullida a un mundo al revés, una historia continua. El retrato animado de una Australia de contrarios absolutos. Más sobre «Australia»

Calendario

marzo 2014
L M X J V S D
« feb   jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Categorías

Categorías
Etiquetas