Big mango o el misterio de la fruta huidiza

Big mango o el misterio de la fruta huidiza

Publicado por el feb 27, 2014

Compartir

Australia entera dejó de respirar cuando desapareció el mango gigante de Bowen. Los antípodos colgaron grandes carteles en las redes sociales: ¡Se busca! Y en la imagen, un mango de cemento armado de 10 metros de alto y diez toneladas de peso cómodamente instalado entre palmeras.

El susto no era para menos. El mango gigante -o big mango, como lo llaman por estos lares- forma parte de la sofisticada colección de cosas grandes que salpican Australia. Están la langosta gigante de Kingston, el merino gigante de Goulburn, el pastel de carne gigante de Yatala y un largo etcétera de cosas de cemento grandes, feas y absurdas.

El origen de estos monumentos kitsch al horterismo se remonta a los psicotrópicos años sesenta. En aquella época, despegaba en las antípodas el turismo surfero; sinónimo de sol, playa, porros y buena música.

Australia atraía hippies de todos los rincones del mundo y, si bien era bastante fácil producir postales de Melbourne y Sydney, la cosa se volvía más complicada en el caso pueblos remotos e insulsos como Kingston, Goulburn o Yatala.

La solución, que no por australiana, burda y hortera deja de ser entrañable, pasó por montar grandes estructuras en forma de comida o de animales para que generaciones enteras de surferos colocados pudieran sacarse fotos haciendo el cabra –o el merino- junto a ellas.

La fama de estos objetos ha trascendido todas las barreras del tiempo y de las modas hasta asentarse firmemente en el imaginario y la identidad australianas.

Quizás por eso cuando el gran mango de Bowen desapareció, las redes sociales y los medios de comunicación lo convirtieron en el tema del día. Qué será de Bowen sin el mango, se preguntaron analistas, tertulianos y periodistas.

Pronto, el mango tuvo su propio hashtag en Twitter: #bigmango. No tardaron en surgir las primeras teorías conspiratorias. The Guardian aseguró (y más tarde, confirmó) que una conocida cadena de restaurantes había raptado el mango para promocionar su nueva salsa… de mango. Fue así como salió un nuevo hashtag conspiratorio: #mangogate

Para alivio de la nación, Bob, un vecino de Bowen, encontró el mango escondido tras la caseta de información turística del pueblo. Bob no tardó en destapar el método de los secuestradores: “lo pusieron en un camión y lo dejaron recostado sobre un lado con la parte que daba a Bowen cubierta con tres ramas y telas oscuras”.

En una entrevista radiofónica que mantuvo en vilo al país, Bob lanzó la última perla de saber que acabaría de aclarar el misterio: “Era bastante difícil de esconder”.

Compartir

ABC.es

Australia © DIARIO ABC, S.L. 2014

Antípodas es una zambullida a un mundo al revés, una historia continua. El retrato animado de una Australia de contrarios absolutos. Más sobre «Australia»

Calendario

febrero 2014
L M X J V S D
« ene   mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

Categorías

Categorías
Etiquetas