¡Hagan sus apuestas!

¡Hagan sus apuestas!

Publicado por el nov 5, 2013

Compartir

No son pájaros, son sombreros. No es carnaval, es la Melbourne Cup. Cada primer martes de noviembre Australia vibra con el evento deportivo más esperado: las carreras de caballos en las pistas de Flemington en Melbourne.

Como todo en Australia, lo menos importante de las carreras son los caballos en sí mismos. Mejor fijarse en los vestidos extravagantes y los sombreros imposibles de las mujeres, además de en la cantidad de dinero que los australianos despliegan en forma de apuestas y alcohol en el día más señalado del año.

En jornadas como hoy, cuando las calles del país se llenan de gente ebria vestida de forma similar a las chicas de la foto que encabeza esta entrada, es legítimo preguntarse qué ha llevado a los australianos a comportarse así. La tendencia a la flamboyantez es un rasgo característico de las celebraciones australianas, pero lo de la Melbourne Cup tiene su explicación.

En un país tan joven como Australia, el primer martes de noviembre es una de las festividades más antiguas y la única jornada festiva que tuvieron los trabajadores australianos hasta bien entrado el siglo XX. En 1865 los funcionarios y quienes trabajaban en los bancos podían tomarse la mitad del día libre y en 1873 fue declarado día festivo en Melbourne y su área metropolitana.

Vestirse de gala, ir a las carreras, beber hasta reventar y apostar hasta la ruina. Es comprensible que los trabajadores de Melbourne se lanzaran a hacerlo todo al mismo tiempo en su única jornada libre en todo el año.

Hoy, la Melbourne Cup se conoce como “the race that stops the nation” o “la carrera que para la nación”, aunque se podría hablar de “las naciones”, puesto que el evento se sigue masivamente también desde Nueva Zelanda.

Los números son extraordinarios. El año pasado la audiencia global de la carrera, que no suele durar más de cuatro minutos, fue de 700 millones de personas. Las carreras de caballos y las apuestas asociadas generan 64.000 puestos de trabajo fijo al año y más de mil millones de dólares en ingresos al Estado.

La temporada de carreras de primavera en Melbourne generó el año pasado 256 millones de euros en el Estado de Victoria y 527 millones en el resto del país.

En el año 2000, una casa de apuestas aseguraba que el 80% de los australianos había apostado en la carrera y, viendo a la gente a mi alrededor, diría que el porcentaje es seguramente mayor.

Internet y las apuestas digitales han disparado un sector que ya no conoce fronteras. Así que aunque no estén en Australia ya saben: beban, vistan ridículo y desgañítense gritando aquello de “pasen, pasen, hagan sus apuestas”.

 

Compartir

ABC.es

Australia © DIARIO ABC, S.L. 2013

Antípodas es una zambullida a un mundo al revés, una historia continua. El retrato animado de una Australia de contrarios absolutos. Más sobre «Australia»

Calendario

noviembre 2013
L M X J V S D
« oct   ene »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Categorías

Categorías
Etiquetas