Los peores asesinos en serie de la Australia moderna (2)

Los peores asesinos en serie de la Australia moderna (2)

Publicado por el jul 26, 2013

Compartir

Bajo la máscara de país moderno y multicultural, la Australia contemporánea oculta algún que otro secreto oscuro. Más allá del blanco aséptico de la ópera de Sídney se esconden historias escalofriantes de asesinos en serie que horrorizaron a los curtidos antípodos.

Estos son algunos de los nombres que han aterrorizado a la sociedad australiana en las últimas décadas. Puedes ver más aquí

 

El terror de Perth

953520-eric-edgar-cooke-portrait

Eric Edgar Cooked se convirtió en la pesadilla de la Policía entre 1959 y 1963 al cometer 22 crímenes violentos, incluidos ocho asesinatos, sin seguir ninguna lógica.

Cooke aterrorizó la ciudad minera de Perth eligiendo sus víctimas a dedillo y asaltándolas de distingas formas. Tan pronto llamaba a su puerta para dispararles a bocajarro como entraba en sus casas para robar y luego matar. Utilizó armas tan dispares como fusiles, cuchillos, un hacha y unas tijeras.

En una ocasión, apuñaló a su víctima y con el cadáver todavía sangrando en el suelo se dirigió a la nevera, cogió un vaso de zumo de limón y se lo bebió tranquilamente en el balcón antes de largarse.

La Policía registró 300.000 huellas dactilares antes de dar con él. Finalmente fue capturado 1963, sentenciado a muerte y ahorcado.

 

Cadáveres en barrica

bunting_002

En mayo de 1999 la Policía encontró diez cadáveres dentro de barriles llenos de ácido escondidos en un edificio abandonado en la ciudad de Snowtown. Los crímenes de Snowtown horrorizaron la sociedad australiana a medida que se iban revelando los detalles.

Al menos cuatro personas participaron en los asesinatos, pero solo una de ellas actuó como cabeza pensante. John Bunting odiaba a los pedófilos, a la gente obesa, a los drogadictos y a los homosexuales. Solía determinar que las víctimas eran una u otra cosa en función de rumores y a menudo la víctima era un conocido, amigo o pariente de uno de los cuatro asesinos.

La policía encontró en el edificio abandonado instrumentos de tortura y el informe forense determinó que los asesinos habían torturado a sus víctimas de forma exhaustiva con cuchillos, descargas eléctricas y otros utensilios.

Los asesinos llegaron a cambiar los bidones de sitio varias veces para que la Policía no los encontrara.

 

El asesino de mochileros

ivan_milat

Ivan Milat es seguramente el asesino en serie australiano con más fama internacional. Durante los años 90 se dedicó a cargarse jóvenes mochileros que andaban de turismo por Australia y a enterrarlos en el bosque. Tres eran alemanes, dos británicos y el resto australianos.

Milat los mató a tiros y a puñaladas y, en una ocasión, decapitó a una de las víctimas.

La Policía lo capturó y ahora cumple sentencia de cadena perpetua en la cárcel, donde no para quieto. En 2011 se declaró en huelga de hambre en un intento de que le dieran una PlayStation. Perdió 25 kilos, pero no consiguió su objetivo. Más tarde y en un gesto totalmente psicopático, se cercenó el dedo meñique de la mano con un cuchillo de plástico con la intención de enviarlo en un sobre al tribunal que lo condenó.

Compartir

ABC.es

Australia © DIARIO ABC, S.L. 2013

Antípodas es una zambullida a un mundo al revés, una historia continua. El retrato animado de una Australia de contrarios absolutos. Más sobre «Australia»

Calendario

julio 2013
L M X J V S D
« jun   ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Categorías

Categorías
Etiquetas