Las mejores rarezas de los marsupiales

Las mejores rarezas de los marsupiales

Publicado por el jun 18, 2013

Compartir

Además de raros, los marsupiales son animales fascinantes capaces de las rarezas más extraordinarias del mundo animal. Bienvenidos a un artículo sobre culos ultrapoderosos, saltos eficientes y sexo mortífero.

1. El gran salto del canguro

   Kangaroo-which-has-advantages-in-jumping 

El salto del canguro es probablemente uno de los mejores ejemplos de eficiencia en la naturaleza. El canguro no salta por gusto. En la planicie australiana, donde el alimento es escaso, la eficiencia energética es imprescindible. Al saltar, los órganos del canguro suben y bajan, ahorrándole el esfuerzo de tener que llenar y vaciar los pulmones a cada bote.

Los canguros pueden medir hasta dos metros de alto y pesar 90 kilos. Pueden desplazarse a una velocidad máxima de 60km/h y dar saltos de hasta 8 metros de largo y 3 de alto.

 

2. El cerebro ínfimo del koala

baby-koala-bear

El koala es probablemente uno de los animales más monos de la tierra. Incluso en directo siguen pareciendo osos de peluche peludos y mulliditos. Sus ojos negros y vidriosos parecen decir: “abrázame!”.

Pero el koala esconde una verdad terrible. El pobre es el único animal cuyo cerebro no es proporcional al tamaño de su cráneo. Su cerebro se ha empequeñecido a lo largo de los siglos y los científicos creen que las hojas de eucalipto –su único alimento- podrían ser la causa.

El eucalipto es terriblemente tóxico y el koala dedica buena parte de su energía en digerirlo. Además, para poder digerir el eucalipto su estómago necesita una protección especial… que sólo puede obtener succionando los excrementos de su madre durante las primeras semanas de vida.

 

3. El culo poderoso del wombat

 65322-004-8FF21CDA

El wombat es probablemente mi animal favorito de las antípodas. Su culo gordote y sus ojillos traviesos enseguida resultan simpáticos. El wombat es un perezoso redomado. Cuando come, tarda 14 días en completar la digestión y durante este tiempo su actividad biológica se reduce hasta tal punto que técnicamente podrían estar muertos. Para que nadie le moleste, se retira a reposar a su madriguera. A pesar de su estilo de vida un tanto reposado, el wombat tiene una estrategia genial para combatir a los depredadores. 

Las ancas del wombat son básicamente cartílago y poseen una fuerza extraordinaria. Si el animal se ve perseguido por un depredador, corre hasta su madriguera y exhibe sus posaderas al atacante. Cuando el incauto ha introducido su cabeza carnívora en el túnel, el wombat propina culazos hasta que revienta el cráneo del enemigo contra el techo de su cueva.

 

4. El sexo mortífero del antequino

 normal_Antechinus copy

El antequino es probablemente uno de los marsupiales menos conocido y, sin embargo, uno de los más fascinantes. Suele tener el tamaño de una rata y hace vida nocturna. La mejor rareza de la especie es que el macho vive únicamente once meses. Dedica los primeros diez meses, a comer, crecer y coger fuerzas. Su adolescencia comienza en el undécimo mes de vida y, al igual que en el caso de los humanos, con ella llega la obsesión por el sexo.

La diferencia es que la obsesión de los antequinos machos por el sexo es tan extrema que no pueden hacer nada más. El pobre bicho se olvida de comer y de dormir y solo piensa en encontrar hembras a las que fecundar. Habitualmente, al cabo de dos semanas el animal muere de agotamiento, de hambre y probablemente de dolor tras haber arrastrado sus testículos inflamados por todo lo largo y ancho de la planicie australiana.

Compartir

ABC.es

Australia © DIARIO ABC, S.L. 2013

Antípodas es una zambullida a un mundo al revés, una historia continua. El retrato animado de una Australia de contrarios absolutos. Más sobre «Australia»

Calendario

junio 2013
L M X J V S D
« may   jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Categorías

Categorías
Etiquetas