Bony, un detective en las antípodas

Bony, un detective en las antípodas

Publicado por el abr 16, 2013

Compartir

Encontré a Boney o Bony, según la edición, hurgando en los estantes polvorientos de Archives Fine Books, la librería de viejo más emblemática de Brisbane.

El detective inspector Napoleón Bonaparte –Bony para los amigos- es el producto de la imaginación prolífica de Arthur Upfield. Inspector de la propiedad fracasado, soldado, explorador, novelista y científico por este orden, Upfield era además británico de nacimiento y australiano de adopción.

El inspector Bony vive en una Australia salvaje en la que hormiguean convictos y ex convictos, aventureros y buscadores de oro. Bony tiene un master en Criminología por la Universidad de Brisbane, una mujer y tres hijos. Bony es un descastado, un medio hombre, un bastardo hijo de padre blanco y mujer aborigen.

Bony, su título universitario y su condición de bastardo sirven para explicar bastantes cosas.

De hecho, hasta en este rincón del mundo donde todo funciona al revés, la novela policíaca sigue siendo el género literario que mejor refleja las miserias de nuestro tiempo.

La buena novela negra, huelga decir, hurga en los recovecos más pestilentes de la sociedad para sacar la podredumbre a la luz y horrorizar al lector con la muerte, la esclavitud, la soledad, la depresión y la decadencia humanas.

Upfield escribió su serie de Bony entre 1920 y 1964 y no hay novela en la que el inspector descastado no se tope con algún policía listillo que le eche en cara su condición de “negro” o de “animal”.

El protagonista, por supuesto, recurre siempre a su inteligencia para dejar a sus críticos con la palabra en la boca y acaba resolviendo de forma brillante los crímenes más misteriosos de las antípodas.

Y aunque por suerte hay muchos Bonys en Australia, lo cierto es que abundan los hombres de piel oscura y paso vacilante que balbucean palabras sin sentido mientras yacen borrachos en las aceras de la pulcra Sídney.

Sus miradas enrojecidas relatan una herencia de alcohol y drogas, de madres maltratadas y padres exterminados, de raza condenada a la derrota.

Por eso cuando alguien comenta aquello de “todos son iguales” yo les hablo de Bony. Porque la diferencia entre Bony y los aborígenes condenados es un master en la universidad de Brisbane y algo de la mística que entraña la ficción concebida hace casi un siglo.

Cuando hablo de Bony, ellos no me entienden. Pero eso es porque nunca buscaron a Bony o Boney, según la edición, en los estantes polvorientos de Archives Fine Books, la librería de viejo más emblemática de Brisbane.

 

Nota: la versión televisiva de los setenta es algo más bogartiana, pero tiene su gracia

Compartir

ABC.es

Australia © DIARIO ABC, S.L. 2013

Antípodas es una zambullida a un mundo al revés, una historia continua. El retrato animado de una Australia de contrarios absolutos. Más sobre «Australia»

Calendario

abril 2013
L M X J V S D
    may »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Categorías

Categorías
Etiquetas