Atlético-Bayern: Báilame el agua, Saúl

Atlético-Bayern: Báilame el agua, Saúl

Publicado por el 28 de abril de 2016

Compartir

«Úntame de amor y otras fragancias de tu jardín secreto,

sácame de quicio,

hazme sufrir,

ponme a secar como un trapo mojado».

Es el comienzo del poema que David (Unax Ugalde) regala a María (Pilar López de Ayala) una mañana cualquiera, en una parada de metro cualquiera (Báilame el agua, año 2000). Una nota, dos miradas y ¡bum! la simbiosis como principio de todo. Sin más pretensión que la de poner a prueba a la casualidad, nuestros protagonistas se ven envueltos en un viaje a los infiernos donde la fe inquebrantable del uno con el otro —y viceversa— torna en un amor antiséptico, casi enfermizo.

«Lléname de vida,

líbrame de mi estigma,

llámame tonto,

olvida todo lo que haya podido decirte hasta ahora».

Bufanda lista, abrigo puesto, gorro, bocadillo, línea 5 de metro… y un corazón a prueba de bombas. Es lo que el Atlético nos enseñó en los albores del siglo XXI. Tantos sinsabores, mantras repetidos, dogmas absurdos, que si la mejor afición del mundo, que si patatín, que si el peor equipo del mundo, que si patatán. Sentencias sin una sola gota de lluvia a la espalda, cuyo calado solía trascender más allá de lo meramente deportivo. Si no era una buena época para crecer en el Atlético, ¿cómo iba a serlo dejar Concha Espina para recalar en el Calderón?

«No me arrastres, no me asustes,

vete lejos, pero no sueltes mi mano,

empecemos de nuevo,

toca mis ojos,

nota la textura del calor».

Y en esas, apareció Saúl. Saúl como punto y aparte de una travesía que a ojos de los poderosos empieza a durar más de la cuenta. Ni el trallazo de Alaba, ni el enésimo fogonazo del mejor delantero español del momento, pudieron eclipsar el antológico eslalon de un tipo que cree en lo que hace. Ahora que los cantos de sirena van a sonar con demasiada frecuencia, el pequeño de los Ñiguez debe tener una cosa clara: Saúl es al Atlético, lo que el Atlético es a Saúl: un amor antiséptico, una fe inquebrantable.

¿Por cuánto te vendes?

píllate los dedos,

deja que te invite a un café,

caliente, claro,

y sin azúcar… sin aliento.

 

Me encuentras en Twitter en @asmoya10

Compartir

ABC.es

La pizarra de Simeone © DIARIO ABC, S.L. 2016

Invierno de 2011. Un pibe de rostro familiar toma el mando de la desdibujada nave colchonera. Otro bandazo más con destino a la inevitable deriva que plantea cada año la venta de tus mejores tripulantes. Más sobre «La pizarra de Simeone»

Categorías
Etiquetas
abril 2016
L M X J V S D
« mar   may »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930