¿Jackson Martínez? Ni Anelka en el Real Madrid

¿Jackson Martínez? Ni Anelka en el Real Madrid

Publicado por el 3 de febrero de 2016

Compartir

Hola Jackson, adiós Jackson. De Oporto a Cantón, haciendo escala en Madrid. Un efímero viaje que en apenas seis meses ha movido 77 millones de euros (35+42). Cifras magnánimas a tenor de los tres tantos firmados en dicho período de tiempo: uno al Sevilla, otro al Valencia, otro más de rebote al Astana… y para. Si goles son amores que diría allá donde esté el bueno de Manolo Escobar, la marcha del delantero bien supone la crónica de un divorcio anunciado. De los 8.000 rojiblancos que asistieron a su presentación en el Vicente Calderón, ¿cuántos acudirían hoy a brindarle el último adiós? Pues eso, goles son amores…

«Para mí ha sido un honor formar parte de este club, pero creo que ha llegado el momento de iniciar otra etapa en mi carrera», dice el inicio de la despedida que esta mañana ha colgado el Atlético en su web. En el escrito (escueto, como su paso por la ribera) Jackson Martínez explica que ha sido «un honor» jugar en el equipo madrileño, pero ha llegado el momento de «iniciar otra etapa» en su carrera. Topicazos «made in football» que solo copan la atención cuando se desprende lo siguiente: «hemos hablado mucho estos últimos días y estamos de acuerdo en que es lo mejor para todos».

Sí, sí, han leído bien, para todos. Para el Atlético que consigue rentabilizar un fichaje cuyo precio caminaba en vertiginosa devaluación. Para Simeone que tras mil y una oportunidades le había dejado fuera de la rotación en los últimos partidos (significativa la vuelta copera frente al Celta, donde a pesar de la necesidad imperiosa de hacer goles, no cubrió ninguno de los tres cambios). Y para el propio Jackson, víctima de la falta de adaptación a un club acostumbrado a reinventarse y traer cada verano un «killer» de garantías que continúe la estela de los Agüero, Forlán, Falcao o Diego Costa.

Pero nada de eso ha cosechado la flamante incorporación del Guangzhou Evergrande. Ayer por la tarde, horas antes de que saltara la noticia, buscaba junto a un amigo la solución a la errática temporada de Jackson. En medio de como se llevan a cabo las cosas trascendentales de la vida (botellín va, botellín viene), coincidimos en que el cafetero obtendría nuestra bendición si lograba emular la única temporada de Nicolas Anelka en el Real Madrid. Corría el año 2000 y el por aquel entonces fichaje más caro del fútbol español deambulaba entre suplencias, broncas y excentricidades. Un curso sin pena ni gloria que, sin embargo, quedó grabado en la retina madridista gracias a un testarazo en casa del Bayern de Munich. Billete comprado rumbo Saint Denis. Redención sobre la campana.

Tampoco es que hubiera grandes esperanzas de ver al colombiano amortizando esa bala, pero al menos, mantenía viva la ilusión de unos aficionados que si algo les caracteriza es la fidelidad por encima de números y resultados. Ni siquiera eso ha logrado. Hola Jackson, adiós Jackson. O como dice un proverbio chino, «jamás se desvía uno tan lejos como cuando cree conocer el camino».

Me encuentras en Twitter: @asmoya10

Compartir

ABC.es

La pizarra de Simeone © DIARIO ABC, S.L. 2016

Invierno de 2011. Un pibe de rostro familiar toma el mando de la desdibujada nave colchonera. Otro bandazo más con destino a la inevitable deriva que plantea cada año la venta de tus mejores tripulantes. Más sobre «La pizarra de Simeone»

Categorías
Etiquetas
febrero 2016
L M X J V S D
« ene   mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29