Testino, Kate Moss y otras chicas del montón

Publicado por el Sep 17, 2010

Compartir

Vamos calentando motores porque nada queda para la apertura de la exposición de Mario Testino y sus chicas (“Todo o Nada”) en el Museo Thyssen, de Madrid. Francamente, estamos ávidos por ver lo que puede ser la cita del martes, cuando se inaugure con él y toda la corte de modelos y “celebrities” (así se dice ahora) que traerá consigo. A lo mejor nadie viene, lo cual sería un pelotazo también. Pero nos tememos que no. Incluso, puede que nos encontremos con la mismísima Kate Moss, su musa de siempre. Está bien mezclar las churras con las merinas. En este caso, el arte con un poquito de petardeo “papel couché”.

Digo arte, y bien y a conciencia porque, tal vez, algunos piensen que el Museo Thyssen se ha vuelto loco de atar o que son delirios de la baronesa o que ha decidido venderse al mejor postor. En este caso a su patrocinador, Lancome. Puede que sí. Rotundamente, sí, pero hay que sobrevivir en estos tiempos de sombra. No me voy a meter con los dineros de otros. Cada cual que haga lo que le venga en gana. Tampoco me voy a meter con Testino, aunque si había que apostar por fotógrafos de moda quizá hubiera elegido otro o una mezcla de varios. La imagen de moda ha sido escuela de los más grandes fotógrafos que ha dado la histora del arte contemporáneo. Nada estoy descubriendo. Pero también habremos de añadir que buena parte de esta escuela fotográfica se ha constituido en la más digna heredera de la pintura de época, de aquella en la que el retrato era ejercicio de estilo.

Mario Testino (a la derecha) y Kate Moss, su musa

 Retratos de los personajes de corte. Hoy, nuestra corte es otra. Kate Moss y otra chicas del montón. En el montón o montaña de “celebrities” (hay que sentirse ridícula pronunciando la dichosa palabra) están desde Diana de Gales a Lady Gaga. “Pocker Face”, pondrán algunos, como canta la mujer metida en carnes (Lady Gaga). El espectro es para decir aquello de quién de más. No me puedo permitir el lujo de seguir escupiendo banalidades con nombre y apellidos, porque las huestes del arte más “contemporary” me pueden devorar de los pies a la cabeza. Menudos somos si se deja entrever un atisbo de frivolidad. Lo que me interesa, además de cotillear un poco, es hablar de Mario Testino y la posibilidad de pensar la fotografía así entendida como digna heredera de una pintura solo existente en los museos de corte histórico o clásico, a tenor de sus colecciones. Luego, la transgresión queda anulada. El Museo Thyssen es el mejor sitio para exponer este tipo de obra y si encima le saca réditos (de público, de patrocinadores…), miel sobre hojuelas para ellos. El martes veré la exposición y la corte de cortesanas, como si de un cuadro barroco se tratara.

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2010

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031