Teleshakespeare

Publicado por el Mar 14, 2011

Compartir

“En el principio no fue el cine. En el principio fue la oración. Y la poesía y el mito y la tragedia y el cuento y la comedia. Y, después, la novela-tragicómica-. Y el ensayo. Y la pintura. Y la fotografía. Y, finalmente, el cine. Y su hija, la televisión”

madmen.jpg

“Teleshakespeare” (Errata Naturae) es el título del último libro de Jorge Carrión. Un título genial para recorrer lo que han dado de sí la series de televisión en los últimos años. Y esto que acaban de leer es el comienzo del libro, el “episodio piloto”, como él lo denomina. Lo siguiente es un repaso por las series que más han dado que hablar ahora que, a decir de muchos expertos, la literatura no se escribe solo con palabras, pero tampoco solo con imágenes, sino con una combinación de ambos. Carrión es un hijo generacional de la televisión. Él ha crecido al amparo, no solo de la literatura, sino del cine y las 625 líneas, así lo cuenta en la Nota final de este ameno ensayo, estructurado casi a modo de capítulos televisivos. La primera serie, made in siglo XXI, que contempla es “24”, y de ahí hasta hacerse adicto a toda la retahíla de secuencias que se han escrito en las últimas temporadas televisivas media un paso.
Sobre “A dos metros bajo tierra” apunta: “Tras la atmósfera aséptica del tanatorio ha llegado el duelo en la pantalla. Cuando alguien muere, su página del Facebook se llena de muestras de dolor, como el libro de visitas (o de condolencias) de un funeral. De “Californication” señala: “Como el título de la serie indica, se trata de perfilar una y otra vez personajes adictos al sexo, pero sin tratar la adicción como patología, sino como un hedonismo condicionado por el paisaje mental de la Costa Oeste (norteamericana)”. 

dexter.jpg

A “Dexter” lo disecciona, como no podía ser de otra manera, con suma precisión: “Dexter Morgan es un asesino psicópata y un policía, al mismo tiempo, en ambas facetas es igualmente efectivo y el lazo que las ata es asfixiante y contradictorio. Dexter se inscribe en la corriente de series de televisión que han apostado por el personaje del forense, pero le da una genial vuelta de tuerca”. Sobre “FlashForward” construye la siguiente lectura: “Si introduces en Google imágenes la palabras “pasado”, el mosaico se puebla de fotogramas de una película en blanco y negro, lírica, con instantáneas naturales, con interiores vetustos y con tecnología pretérita”. “Los Soprano” se resumen en doces apuntes, cuya primera entonación dice así: “Dos preguntas para empezar: ¿se puede decir que Tony Soprano es un héroe clásico? ¿Podría afirmarse que Los Soprano es una tragedia?”. “Mad men” queda resumido en esta frase: “La metrópolis es un sinfín de pin-ups, de largas piernas en minifalda, de miradas azules y sonrisas y labios rojos. Fragmentos de cuerpos femeninos y eslóganes como: Disfruta de lo que América puede ofrecer”. 
Y, por supuesto, este libro no estaría completo, ni las series de televisión de última hornada tendrían tanto predicamento, si no fuera porque un día apareció “Perdidos”
para romper todas las reglas de la ficción y de cómo esta puede dar mil vueltas sobre sí misma. La revolución verdadera nos llegó enganchados a las tramas de “Perdidos”. “Todas las estructuras narrativas han sido combinadas en Perdidos. El relato de náufragos, la narrativa de guerrilla y bélica, lo fantástico y la ciencia-ficción, la teoría de la conspiración, la hipótesis filosófica y técnica, la utopía, el relato religioso, el Más Allá”.
Nada más que añadir. Pasen, lean y vean este “Teleshakespeare”.

 

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2011

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031